Cómo preparar una chantilly de frambuesa

Ya sea como postre solo o para rellenar pasteles o acompañar un brownie… ¡y con fruta de verdad!

Ya sea que quieras rellenar un pastel de chocolate, acompañar un helado o una malteada, la chantilly casera siempre es un toque muy especial.

Esta versión lleva pulpa de frambuesa y un toque de menta. ¡Delicioso!

Ingredientes

  • 1 taza de crema para batir
  • 300 gramos de frambuesas congeladas
  • 2 gotas de extracto de menta
  • 2 cucharadas de azúcar (3 si te gusta muy dulce)

Cómo preparar la chantilly de frambuesa

Descongelar las frambuesas y congelar la crema
Poner las frambuesas en una coladera sobre un tazón y, con la parte de atrás de una cuchara, aplastárlas de manera a separar la pulpa de las semillas.
Tirar las semillas, endulzar la pulpa con el azúcar.
Montar la crema muy fría con el extracto de menta a velocidad media con batidor de globo, hasta que forme picos duros.
Verter sobre la crema la pulpa de fruta y, con una espátula, integrar delicadamente con movimientos envolventes hasta que quede bien mezclado.
Puedes acompañar con esta crema tus postres y pasteles, pero también funciona como un postre por sí mismo. ¡Disfruta!