Colegio de Santiago instala placas fotovoltaicas y vende sus excedentes de energía

El Colegio Suizo de Santiago, ubicado en la comuna de Ñuñoa, incorporó 150 metros cuadrados de placas solares, lo que les ha permitido incluso vender energía limpia a la red de distribución local.

En octubre pasado comenzó a operar en Chile el sistema Net Billing, que permite a los edificios que cuentan con fuentes de energías renovables vender su electricidad a la red local, lo que ayuda a disminuir las boletas de la luz al contar con un sistema mixto, además de proporcionar energía limpia al sistema.

Según señaló el ministro de Energía, Máximo Pacheco a LUN, desde que comenzó Net Billing “la Superintendencia ha recibido 100 solicitudes de conexión y queremos que eso siga aumentando”.

Uno de estos ejemplos es el caso del Colegio Suizo de Santiago, en la comuna de Ñuñoa, que gracias a un acuerdo con la empresa de productos fotovoltaicos Rame Energy, pudo implementar 150 metros cuadrados de paneles fotovoltaicos que generan un máximo de 25 kWh, lo que cubre el 20% del consumo de la institución que cuenta con 670 alumnos.

Gabriel Acevedo, gerente de sustentabilidad del establecimiento educacional, explica que por 15 años comprarán la energía a la empresa que puso los paneles solares, para después quedarse con ellos, lo que a largo plazo significará un “ahorro considerable. Seremos más eficientes y en base a una energía renovable que no emite CO2″.

Asimismo, la energía que no se está usando puede ser vendida al sistema de distribución local. “Hasta ahora hemos vendido a Chilectra 8 kWh”, señala Acevedo.