Celdas solares ultradelgadas llevarían luz a zonas rurales

Los paneles solares son tan delgados como una hoja de papel y tienen un gran rendimiento energético.

En los últimos años el costo de la energía solar se ha reducido y su eficiencia ha aumentado. A pesar de los grandes avances que tenemos en cuanto a la producción de energía, 1.3 millones de personas carecen de electricidad en el mundo. Unas celdas solares impresas tan delgadas como un papel podrían ser la solución a este problema.

La empresa Coreana Kyung-In Synthetic trabaja en la producción de celdas solares con impresoras industriales. Éstas son flexibles y fáciles de transportar. Ya que son tan finas como una hoja de papel, su aplicación en proyectos rurales es viable.

Aunque tienen una base de silicio, las celdas impresas tienen un enfoque más orgánico gracias al uso de perovskita, un mineral compuesto por plomo, yodo y componentes orgánicos simples. La celda, sin embago, es vulnerable a la humedad y en caso de que la celda se rompa, podría generarse contaminación por plomo.

El éxito de las celdas en proyectos rurales será determinado por la capacidad para proteger las celdas de la intemperie ya que es un hecho que son una fuente de energía eficiente incluso en las regiones más remotas. Una sola celda de 10×10 cm es capaz de generar de 10 a 50 watts por metro cuadrado, lo que demuestra su funcionalidad,

Otro obstáculo que se presenta es que se necesita una gran inversión para fabricar esta película a un costo bajo. Se necesitan impresoras industriales muy caras para imprimir celdas solares baratas.

De cualquier manera, entre más útil sea el proyecto, más fácil será encontrar una solución a la producción, distribución y protección de las celdas una vez instaladas. Sólo imagina que la luz llegue a todo el mundo, y no de cualquier tipo, energía limpia en el último rincón de la Tierra.