Cómo hacer helado de avellana y café

Sencillo helado que te ayudará a olvidarte de la somnolencia de la media tarde.

Elaborar tus propios helados es toda una experiencia muy diferente a la de ir y comprarlos, en primera, porque tú sabes y controlas exactamente lo que tienen, y como segundo, porque el sabor de un helado fresco se compara con pocas cosas. Aún más si es de té chai.

Pero ahora imaginen una combinación inesperada: avellana y café. Dos sabores que se llevan tan bien que deberían ser pareja. Si lo que quieres es un postre que te despierte del sabor de la media tarde, este será más que perfecto.

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 1/3 taza de azúcar granulada
  • 2 cucharadas de jarabe de maíz
  • 3 cucharadas leche en polvo
  • 2-3 cucharadas de café instantáneo
  • 2 tazas de leche
  • 1 taza de crema de luz
  • 2 cucharadas de fécula de maíz
  • 3 cucharadas de queso crema (si es bajo en grasa, mejor)
  • 1 cucharada colmada de mantequilla de avellana (sin sal ni azúcar)

Cómo hacerl el helado de avellana y café

  1. Combina los primeros 6 ingredientes en una cacerola grande y revuelve a fuego medio hasta que la mezcla empiece a hervir, luego baja el fuego a bajo.
  2. Combina la harina de maíz y 1/4 taza de la mezcla de leche caliente en un tazón pequeño,y añade esta de nuevo en la cacerola. Baja el fuego a medio-bajo y continua batiendo durante 5 minutos.
  3. En un tazón grande, mezcla el queso crema y la mantequilla de avellana. Bate en un cuarto de taza de la mezcla de leche caliente hasta que esté suave, luego bata en el resto.
  4. Vierte la mezcla en una jarra y coloca en la nevera. Congela hasta que esté completamente frío, o vierte en una bolsa ziplock, sellada a continuación, poner en un recipiente con agua y hielo con sal hasta que se enfríe por completo.
  5. Coloca en el congelador hasta que se enfríe por completo.

Fuente: Top with cinnamon