Prepara unos roles de canela de arándano azul con glaseado de limón

Increíble combinación que conquistará tu corazón. ¡No dejes de probarla!

No podemos ocultarlo, nos fascinan las recetas de roles de canela, sobre todo si son exóticos.

Estos roles varían mucho por su combinación de arándano azul y glaseado de limón, sin embargo, son deliciosos. ¡No olvides servirlos recién salidos del horno! ¡A disfrutar!
Tiempo de elaboración | 3 horas
Dificultad | Media
Personas | 6-10

Ingredientes

  • 2 y 3/4 tazas de harina
  • 3 cucharadas de azúcar granulada
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 y 1/4 cucharadita de levadura
  • 1/2 taza de agua
  • 1/4 taza de leche
  • 2.5 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 1 huevo grande, a temperatura ambiente

Para el relleno:

  • 1 y 1/3 tazas de arándanos congelados, sin descongelar
  • 1/4 taza de azúcar granulada
  • 1 cucharadita de almidón de maíz

Para el glaseado de limón:

  • El jugo de 1 limón grande (amarillo)
  • 1 taza de azúcar en polvo

Cómo hacer los roles de canela de arándano azul con glaseado de limón

  1. Hagamos primero el relleno: Combina los arándanos congelados, el azúcar y la maicena en un tazón. Amasa suavemente y deja reposar mientras se prepara la masa.
  2. Para hacer la masa: Deja a un lado 1/2 taza de harina. En un tazón grande, mezcla la harina restante, el azúcar, la sal y la levadura juntos hasta que estén integrados. Deja a un lado.
  3. Calienta el agua, la leche y la mantequilla juntos en el microondas hasta que la mantequilla se derrita y la mezcla esté caliente al tacto. Revuelve la mezcla de mantequilla en la de harina. Añade el huevo y sólo lo suficiente de la harina reservada para hacer una masa suave. La masa estará lista cuando tenga una consistencia elástica.
  4. En una superficie ligeramente enharinada, amasa la masa durante unos 5-6 minutos. Colocar en un recipiente ligeramente engrasado y deja reposar durante unos 10 minutos.
  5. Rellena los rollos: Después de 10 minutos, extiende la masa en un rectángulo 14×8 pulgadas. Vierte los arándanos azucarados en la parte superior y espárcelos para cubrir la superficie de la masa. Enrolla la masa con fuerza. Corta en 11 o 10 piezas y coloca en un molde redondo ligeramente engrasado de 9 pulgadas.
  6. Cubre los panecillos con papel de aluminio y dejar leudar en un lugar sin corrientes de aire caliente durante 2-3 horas. Calienta el horno a 90 grados C. Apaga el horno. Coloque los rollos en el interior del horno y dejar que se inflen.
  7. Después de que los rollos hayan duplicado su tamaño, precalienta el horno a 175 grados C y hornea durante 25-30 minutos hasta que estén ligeramente dorados. Cubre los rollos con papel de aluminio después de 15 minutos para evitar el pardeamiento pesado.
  8. Para hacer el glaseado: Justo antes de servir, coloca el glasé. Mezcla todos los ingredientes del glaseado juntos. Si prefieres un glaseado más espeso, añade más azúcar en polvo y luego agrega sal para cortar la dulzura, si lo deseas. Para una consistencia más ligera, agrega más jugo de limón. Vierte sobre los panecillos.

Fuente: Sally’s baking addiction