Prepara una crème brûlée a la lavanda

Lleva el sur de Francia a tu mesa con esta maravillosa receta. Bon appétit!

Nada dice sur de Francia como la lavanda y la crème brûlée. ¡Y puedes combinarlos!

Se trata simplemente de hacer una infusión con flores de lavanda secas en la crema utilizada en la receta.

Este postre de por sí es delicioso, ¡no te pierdas esta versión que encantará!

Ingredientes

  • 2 1/2 tazas de crema para batir
  • 1/2 taza + 2 cucharadas de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharaditas de flores secas de lavanda
  • 8 yemas de huevo

Cómo preparar la crème brûlée a la lavanda

  1. Precalienta el horno a 160ºC
  2. En una olla, calienta la crema, 1/2 taza de azúcar y la sal; lleva a ebullición y apaga el fuego en cuanto esto suceda
  3. Agrega las flores, tapa y deja reposar por 15 minutos
  4. Bate las yemas de huevo y ve incorporando poco a poco la crema aún caliente; cuela la mezcla para retirar la lavanda
  5. Distribuye en 6 refractarios individuales y colócalos en un refractario grande; llena la mitad de éste con agua hirviendo
  6. Hornea durante 30 minutos o hasta que cuajen; retira del horno y deja enfriar sin retirar del refractario durante 30 minutos
  7. Tapa con plástico y refrigera por por lo menos 4 horas o hasta 3 días
  8. Para servir, retira con una servilleta el agua que se haya condensado sobre las natillas y espolvoréalas con el resto del azúcar
  9. Con una antorcha de cocina, dora esta azúcar hasta que burbujee y se caramelice

Sirve de inmediato. Bon appétit!