Santiago de Chile tiene el primer café de gatos de todo Sudamérica

El café Rende Bú nació como un proyecto en conjunto de la marca de comidas Purina Fancy Feast, Fundación Adopta y el local propiamente tal.

El Barrio Italia, situado en el límite de las comunas de Providencia, Ñuñoa y Santiago, destaca por sus atractivos gastronómicos y por sus locales de arte y decoración, convirtiéndose en uno de los paseos favoritos de los turistas que llegan a Santiago de Chile.

En el corazón de este barrio se encuentra uno de las cafeterías más innovadoras del último tiempo, el Rende Bú (Av. Italia 1609, Ñuñoa), un café que no sólo destaca por el reciclaje de materiales usado para su mobiliario, sino que además por ser el primer café gatuno del país y de toda Sudamérica.

La idea de los cafés de gatos surgió en Taiwán en 1998, pronto se extendió a Japón en el año 2004 y luego a las principales capitales de Europa y ahora a Chile, teniendo como fin la observación y el juego con gato.

4660x550-1.jpg

© Fan page Rende Bú.

Como se trata de animales, este tipo de cafés debe contar con cuidadores y con veterinarios que estén constantemente supervisando que los felinos se encuentren en buen estado, la idea principal es promover la protección y la tenencia responsable.

En tanto, la comida se prepara en zonas aisladas de los gatos para cumplir con todas las reglas sanitarias.

Según señalan sus creadores a LUN, a una semana de su apertura ya han recibido cerca de 1.000 visitas, aclarando que la iniciativa sólo fue proyectada por cuatro semanas, aunque no descartan la opción de continuar con el local.