Cómo preparar sangría con vino blanco

Bebida refrescante y perfecta para una tarde relajada.

Para algunos paladares tomar vino es una locura porque su sabor es muy especial y normalmente o te encanta o no lo toleras. Para esos casos siempre existe la sangría y el clericot, que ajustan el sabor con un poco de fruta fresca y lo hacen mucho más sútil.

Generalmente la sangría se prepara con vino tinto pero ésta es una variación más cítrica y más amena para quienes disfrutan de sabores dulces.

Tiempo de elaboración | 5 minutos + refrigeración
Dificultad | Fácil
Personas | 8

Ingredientes

  • 1 botella de vino blanco de 750ml
  • 3/4 taza de licor de durazno
  • 1/4 taza de brandy
  • 2 duraznos a la mitad
  • 1 manzana verde, picada
  • 1 naranja en rebanadas
  • 1 taza de jugo de naranja
  • 2 tazas de ginger ale
  • 1/4 taza de azúcar disuelta en un poco de agua caliente (jarabe)

Cómo preparar sangría con vino blanco

  1. Coloca todos los ingredientes excepto el jarabe y el ginger ale en una jarra y combina bien.
  2. Endulza un poco (si lo necesita).
  3. Refrigera durante al menos 8 horas.
  4. Sirve en vasos con hielo, agregando primero 1/3 vaso de ginger ale y después el concentrado de sangría. Prueba y endulza al gusto con el jarabe.

Fuente: juliasalbum