Emprendimiento chileno ayuda a perros y animales de capacidades diferentes

Perritos sobre ruedas crea carritos ortopédicos para perritos de todos los tamaños, además de gatos, hurones, conejos… para ofrecerles una mejor calidad de vida.

Las historias de animales discapacitados son conmovedoras. Por lo regular nos enteramos de casos lejanos, en Estados Unidos o en otros países, cuando perros, patos y tortugas reciben aparatos ortopédicos impresos en 3D para mejorar su calidad de vida. Estos casos de éxito también ocurren en nuestros países — particularmente en Temuco, Chile.

Hoy martes el diario Las Últimas Noticias compartió la historia de Perritos sobre ruedas, empresa que lleva 14 años diseñando y construyendo carritos ortopédicos para diversos animales: perros, gatos, corderos, hurones, conejos… y hasta un lobo.

Todo comenzó con la búsqueda de una vocación y un accidente. Arturo Prado tenía una carrera en telecomunicaciones, que ya no le motivaba más. Un día su hija, estudiante de veterinaria, llegó con una perrita atropellada. La curaron y, como tuvo daño neurológico, quedó sin caminar. Ahí la inspiración.

Prado diseño un carrito para darle movilidad a la peludita. Tan pronto como se adapto, la llevaron a la facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Católica de Temuco. La perrita se hizo muy famosa por el carrito, causando un impacto en profesores y alumnos. Se pasó la voz, la historia llegó a medios y nace Perritos sobre ruedas.

Con el paso del tiempo, Prado decidió capacitarse, actualizar sus conocimientos sobre estructuras y herramientas de última generación. Actualmente recibe pedidos no sólo de Chile, sino de Estados Unidos y Europa — mercado que representa el 50% de su producción.

Este emprendimiento es un gran ejemplo de lo que se puede lograr cuando encuentras una actividad que te alegra el corazón, mucho mejor si es de beneficio a los animalitos que más lo necesitan.

Sigue de cerca a Perritos sobre ruedas en su página de Facebook y comparte los casos de éxito de animalitos con muchas ganas de vivir. Un peludito de capacidades diferentes merece todas las oportunidades de continuar disfrutando la vida.


Datos de Perritos sobre ruedas