Prepara un hummus de coliflor y ajo rostizado

Prueba esta variante del hummus, que se puede preparar rostizado o al vapor. Ideal para untar o acompañar con pan crudivegano.

En Sabrosía, ¡nos encanta el hummus! Es un platillo completo, que se puede utilizar de colación — acompañado con verduras o un buen pan crudivegano de semillas —, untado en nuestros sándwiches y/o bruschettas, para complementar un plato fuerte.

Por lo general el ingrediente principal del hummus es el garbanzo o alguna otra leguminosa como la lenteja. También existen sus variaciones con verduras, como yuca y zapallo italiano.

Hoy comparto una receta — que rescato de MindBodyGreen — a base de favoritos personales: coliflor y ajo. La ventaja de esta receta es que se puede preparar rostizada o, bien, con la coliflor al vapor y el ajo crudo.

Prueba las dos variaciones y dinos cuál te gusta más.

hummuscoliflor660x550.jpg

© MindBodyGreen

Tiempo de elaboración | 60 minutos — versión raw + vapor: 30 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 1 cabeza de ajo
  • 6 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cabeza grande de coliflor
  • 2 cucharadas de tahini
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 cucharadita de paprika
  • sal de mar y pimienta recién molida al gusto

Cómo preparar el hummus de ajo rostizado y coliflor

  1. Precalienta el horno a 180ºC (350ºF). Mientras tanto, corta la parte superior de la cabeza de ajo y cubre ligeramente con el aceite de oliva. Colócalo en un plato para hornear y rostiza en el horno durante 35 minutos — otra opción es utilizar el ajo crudo, así mantiene sus propiedades.
  2. Desmorona la coliflor en pequeños floretes y colócalos en una bandeja para hornear. Cubre con aceite de oliva y llévalo al horno; rostiza durante 20 minutos — si no quieres usar el horno, también puedes preparar la coliflor al vapor.
  3. Coloca la coliflor en el procesador de alimentos. Aprieta los dientes de ajo, para retirar la pie, y agrégalos también al procesador de alimentos — si eliges usar el ajo crudo, sólo retira la piel como lo haces regularmente.
  4. Agrega el tahini, el jugo de limón, el comino y la paprika. Sazona con una pizca de sal y pimienta. Pulsa el procesador hasta obtener una consistencia suave. Rectifica el sabor.

Fuente: MindBodyGreen