Cómo preparar pan de caja casero

Los mejores sándwiches de tu vida te esperan… pero cuidado, que una vez que los pruebes puede que odies la versión del supermercado.

Llevamos tantos años acostumbrados al pan de caja precortado que compramos en el supermercado, que quizá una o dos generaciones no sepan lo delicioso que es recién hecho.

Necesitas un molde para pan de caja, que es rectangular y alargado y tiene una tapa que se desliza (de ahí su nombre). Se consigue muy fácilmente.

Aquí te enseñamos a prepararlo pero ten cuidado: una vez que pruebes unos sándwiches o pan francés con este pan, no querrás nunca volver atrás.

Ingredientes

  • 5 gramos de levadura para pan
  • 200 ml de agua tibia (a la temperatura de tu dedo)
  • 100 ml de leche
  • 500 gramos de harina
  • 10 gramos de sal
  • 25 gramos de azúcar
  • 50 gramos de mantequilla ablandada

Cómo preparar el pan de caja casero

  1. Disuelve la levadura en el agua. A fuego muy bajo, entibia la leche.
  2. Mezcla en la batidora, con gancho, todos los ingredientes. Si no tienes una batidora potente, sobre tu mesa de trabajo haz una montaña con los polvos, hazle un “pozo” en medio y vierte ahí los líquidos, ve integrando poco a poco.
  3. Amasa durante 10 minutos, haz una bola con la masa y tapa con un trapo. Deja subir dos horas.
  4. Forma un cilindro con la masa y ponlo dentro de un molde para pan de caja enmantequillado. Ponle la tapa y deja subir una hora más.
  5. Hornear a 220°C durante 50 minutos. Desmoldar y dejar enfriar fuera del molde antes de rebanarlo.

Fuente: Y Pola cocina así