Lifestyle

Platos divertidos, fáciles y equilibrados en El Recetario Mágico

Así define Desiree Arancibia su libro de cocina ilustrado, donde con información sobre nutrición busca incentivar el amor por la cocina sana.

Si estás planeando incorporar a tus hijos en la cocina, hacer que reconozcan platos con nutrientes y muy creativos, invítales a leer y descubrir esta joya bien contada, un ejemplo para divertirse cocinando, con niños o sin ellos, aquí lo que cuenta es el entusiasmo infantil que tenemos todos y todas. ¡Descubre más de la autora y su creación!

¿Cómo comenzaste con el mágico mundo de la ilustración?

Siempre me ha gustado dibujar, de jovencita pintaba en diferentes técnicas (carboncillo, pasteles, acrílicos, lápiz, entre otros), luego comencé a estudiar diseño y curiosamente dejé de dibujar. Sentía que el diseño absorbía toda mi creatividad y me incliné más hacia el área de diseño industrial.

Años más tarde comencé a trabajar en una Agencia de creatividad donde siempre teníamos inquietudes por hacer algo diferente a la publicidad. Hicimos una colección de camisetas con mensajes positivos y de estos mensajes nacieron unos relatos que decidimos ilustrar cada relato. Así nació el libro “Los colores olvidados” en el que participé ilustrando algunos de los cuentos, fue puro placer, algo anárquico y sin grandes pretensiones y supongo que esa frescura es lo que hizo que se convierta en un libro con mucho éxito. A partir de aquí volví a conectarme con el placer de ilustrar.

¿Por qué hacer un libro de cocina?

Antes de ser madre, estaba acostumbrada a comer rápido, iba a restaurantes, compraba comida envasada, así que cocinaba poco y aunque sabía cocinar, me resultaba una perdida de tiempo. Cuando nació mi peque, la alimentación comenzó a adquirir más protagonismo, y a medida que iba leyendo libros y asistía a charlas, surgían muchas dudas y me iba interesando (apasionando) más el tema. Además había subido unos cuantos kilos y necesitaba aprender a comer, porque nunca fui capaz de hacer una dieta. Necesitaba ordenar las ideas e investigar las diferentes corrientes de alimentación, ¿leche de vaca, sí o no? ¿leche de avena? y ¿qué pasa con el calcio? ¿proteína animal o vegetal? ¿qué es la proteína vegetal? Quería hacerme una guía de consulta rápida tanto de técnicas de cocina como de información nutricional. (Si hubiera sabido todo esto, seguro me hubiera ahorrado unos cuantos malestares durante el embarazo).

Paralelo a este proceso, tenía una necesidad enorme de crear, y qué mejor que conciliar maternidad, aprendizaje y creatividad. A partir de aquí surgió la idea de hacer platos divertidos, fáciles y equilibrados. Necesitaba transformar el aprendizaje en un juego, y “El Recetario Mágico” fue mi manera.

La combinación de información e ilustración permite hacer una lectura dinámica. La lectura se hace más amable y ayuda a recordar alguna información con más facilidad. Despierta la curiosidad en los niños y lo hace más ameno para los padres, permite que cada uno recoja la información que necesite según su edad.

Una de los motivos por el cual quise hacer un libro ilustrado, fue porque hay muchas personas que jamás se plantearían comprar un libro de nutrición, pero si ven dibujos y alimentación divertida es más probable que quieran tenerlo, aunque en una primera instancia sea para regalárselo a los hijos. Es más, cuando hice este libro, no había conocido ningún libro que mezclara ambas cosas, encontrabas libros de nutrición monótonos y encontrabas libros de platos divertidos pero la mayoría de las recetas eran poco saludables (por ejemplo, araña de oreo, pura azúcar) o ingredientes imposibles de comer para un niño (patas de cangrejo hechas con pimientos crudos) o platos desproporcionados (un poquito de pasta con 3 bolas de carne con forma de pollito), platos desequilibrados (mezcla de lentejas con carne: dos proteínas en un mismo plato). Mi objetivo era hacer una guía para padres con un poco de todo y de consulta constante. Las recetas no son tan importantes, porque cuando tienes la información necesaria, puedes crear tus propios platos y adaptarlos a tu familia,¡creatividad al poder!

¿Cómo ha sido la recepción de tu trabajo?

Siento que ha sido muy buena, es un libro hecho con mucho amor y mucho esfuerzo y creo que toda esa energía se transmite a quién lo lee. Muchos me piden 2 libros, uno para ellos y otro para regalar, ¡eso es buena señal!
El libro salió hace casi 2 años y medio, y recibo mensajes constantemente desde gente que me da las gracias, porque han aprendido a comer mejor, porque sus hijos han probado las berenjenas, incluso personas que sin tener niños tiene el libro porque simplemente le gusta y les ha recordado cuando su madre les hacía un plato divertido (ese momento mágico). Es realmente muy reconfortante cuando gente desconocida te dice que guardan “El Recetario Mágico” como un tesoro.

¿Tienes otros proyectos ligados a la gastronomía?

Ligados a la gastronomía no, aunque me encantaría poder dedicarme a crear más platos, desde que saque el libro no he parado de aprender cosas nuevas, sobre todo recetas fáciles y atractivas para los peques, con ingredientes poco conocidos que pueden ayudar a variar la alimentación (mijo, avena, trigo sarraceno…) voy creciendo y aprendiendo junto a mi peque. Y sobre todo, me gustaría dedicarle mucho más tiempo al blog, pero mi vida a tomado otro rumbo, a veces hay que renunciar, ya que no se puede estar en tantos proyectos a la vez, soy muy versátil.

He ilustrado algunos cuentos infantiles (menos de los que yo quisiera) y ahora estoy más enfocada a temas de educación emocional, un proyecto que tengo en incubadora y que por el momento estoy en una fase de investigación, pero me tiene emocionada. Otra vez busco sinergias entre maternidad, aprendizaje personal y creatividad.

El Recetario Mágico llega al mundo en diciembre del 2012, oportunidad en la que comenzó a ser parte de las estanterías de miles de españoles, acudiendo a su contenido cada vez que el hambre se junta con la curiosidad. Si quieres adquirir un ejemplar, puedes entrar a su tienda online y encargarlo, además, una parte de los beneficios obtenidos con la venta de este libro se destinan a la ONG Acción contra el Hambre. ¡Qué mejor regalo! Anímate  a descubrirlo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos