Lifestyle

Por un transporte público donde acepten mascotas [Tenencia Responsable]

En la ciudad de México, los animales están protegidos por la Ley, sin embargo, ¿qué pasa con el tema de movilidad?

En México es muy difícil desplazarnos por la ciudad con nuestras mascotas. Los perros no tienen permitido subir al camión, mucho menos al metro. En el caso de los taxis, todo depende del conductor — aunque, por lo regular, se niegan a subirlos. Creo que la mayoría lo hemos pasado por lo mismo.

Hace un par de años mi hermana y yo tuvimos que viajar de emergencia a casa de nuestros padres. Encontramos boletos de camión, pero ¿qué pasaba con los perros? No había pensión disponible, y no tenía con quien dejarlos, así que ni modo: viajaron con nosotros. El problema no fue el camión, ni las transportadoras, mucho menos el certificado del médico: fue el trayecto de la casa a la estación de autobuses.

Después de dos hora rogándole a la señorita de la central de taxis y comprometerme a pagar el doble de la tarifa a ambos taxis — porque tuvo que ser un taxi para cada perro — llegamos a la central y tuvimos un feliz viaje. Pero, ¿qué hubiera pasado si no tuviera en ese momento el dinero para solventarlo?

En la ciudad de México pasa lo mismo o, tal vez, está peor la situación. Hace unos días leí un interesante artículo en Sin Embargo, donde hablan de este problema y la iniciativa de un amante de los animales, que ha visto este problema como un área de oportunidad — tanto para su negocio, como para una modificación en las leyes.

Recordemos que en abril de 2014, la Asamblea Legislativa (ALDF ) aprobó la Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal. En ella se establecen los puntos importantes que la ciudadanía debe seguir con respecto a los animales de compañía, como perros y gatos. Se habla de registrar a la mascota, evitar maltrato y crueldad, asegurar la sanidad del animal y la salud pública. Pero, ¿qué pasa con la movilidad?

En la ciudad de México hay 36’742,180 automóviles públicos, oficiales y particulares según datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI, 2013). Por otro lado, se estima que en la misma ciudad que viven 1.2 millones de perros como parte de una familia, según datos de la Secretaria de Salud (2012). ¿Cuántos de ellos tendrán transporte particular?

Considerando esta necesidad, Iván Maldonado ha lanzado TaxiCan, un sólo taxi — que él mismo maneja — que ofrece servicio para perros y sus humanos, o perros solos, para trasladarlos dentro o fuera de la ciudad.

La necesidad de darle movilidad a las mascotas en transporte me llevó a hacer esto porque no hay posibilidad de movilidad, si te subes al metro, al microbús, al taxi, no te dejan pasar con ellas y es curioso porque hace un año se aprobó la Ley para protección del bienestar de las mascotas —Iván Maldonado a Sin Embargo

Es cierto. En ciudad de México está prohibido por ley viajar con animales en el metro o los autobuses, a menos que se trate de un perro guía. Entonces, si se busca proteger y garantizar la buena salud de nuestros animalitos, ¿por qué prohibirles el acceso al transporte público?

En el caso de TaxiCan, funciona parecido a Uber, sólo que los servicios son programados a través de mensajes de Whatsapp o vía redes sociales. Es una iniciativa que replica lo hecho por Pet Chauffeur en Nueva York o los pioneros de Petcabs en Australia, quienes comenzaron a dar servicio en 1982.

La idea de Iván surge desde la perspectiva de usuario, porque él padeció lo mismo con una mascota, un pastor alemán. Entre tantos taxis, alguno que otro le prestaba el servicio porque sabían lo que estaba pasando, porque ellos mismos tenían mascota.

El primer paso para mejorar esta situación es la empatía. Que los demás entiendan, se vean reflejados y que acepten a un animalito en el vehículo. En el caso del transporte público, como metro, metrobus o autobuses, el tema es más complicado por la cantidad de personas que transitan… pero tampoco es imposible.

Con el compromiso de todos los humanos responsables, perros y gatos podrían gozar de transporte público, siempre y cuando cumplan con ciertas medidas: viajar siempre con correa, que no sea estresante para el animal. Por ejemplo, en Moscú, Rusia está permitido viajar con tu peludito —  es lindo ver a los perritos felices viajando con sus dueños… y hasta hay callejeritos que manejan a la perfección el sistema.

Así como hay leyes que nos piden a los dueños cubrir ciertas necesidades, así como tenemos obligaciones con nuestras mascotas, ellas deberían tener derechos y más facilidades para transitar. ¿No lo creen?


Tenencia Responsable es una sección donde hablamos sobre nuestras mascotas, cuál es su impacto ambiental, cómo reducirlo. Seamos responsables con ellos, con el ambiente, con la comunidad. Si tienes una sugerencia o quieres que tratemos un tema específico, escríbenos a veoverde@betazeta.com

Tags

Lo Último


Te recomendamos