Las maravillas de las Paulownias Tormentosas llegan a rearborizar Paine

Las Paulownias absorben 10 veces más C02 que cualquier árbol en el mundo y son ideales para fertilizar campos estériles.

Paine es una comuna chilena ubicada al sur de la Región Metropolitana donde habitan alrededor de 70 mil personas. Su principal fuente de desarrollo es la agricultura y un 80% de la comunidad está vinculada de alguna forma con ésta.

Aunque históricamente se ha caracterizado por sus cielos claros (paine significa “celeste” en mapudungún) y buena vegetación, la zona no ha sido inmune a las consecuencias del desarrollo urbano y la industria agrícola, como la contaminación atmosférica por pesticidas y emisiones de C02, y la merma en la calidad del suelo por sobreexplotación, tanto en la ciudad como en los campos.

Es por esto que un grupo de vecinos organizó el año pasado la campaña de rearborización “1.000 Paulownias para Paine“, con el objetivo de disminuir la huella de carbono de la comunidad.

El primer tramo en ser rearborizado es el camino Darío Pavez, que en 20 kilómetros conecta las localidades de Champa y Rangue, donde se espera que ayude a disminuir el ruido ambiental y que su belleza fomente el turismo.

La iniciativa tiene un costo incial de CL$30 millones y apunta a conseguir el auspicio del municipio de Paine y de algunas empresas privadas con actividad en la comuna.

Las espectaculares cualidades de las Paulownias

Originalmente llamado Paulownia Tormentosa, este árbol de origen chino se vanagloria de ser perfecto para soportar adversidades como el cambio climático, la contaminación e incluso un incendio (ya pue puede regenerar sus raíces), y mejor aún, para revertir estas situaciones y reacomodar el entorno para su beneficio.

Las Paulownias absorben diez veces más de dióxido de carbono (C02) que cualquier otro árbol en el mundo (22 Kl al año) y hasta 90 litros de aguas residuales al año, a la vez que emite grandes cantidades de oxígeno (6 Kl diarios).

Al ser un árbol melifero, sus flores con miel ayudan a la producción en panales de abejas y a la polinización de los cultivos.

Entre sus espectaculares características destaca su capacidad para resistir las agresiones extremas como el fuego, ya que puede llegar a regenerar sus raíces y vasos de crecimiento muy rápidamente incluso en terrenos casi estériles.

Sus hojas con gran cantidad de proteínas lo convierten en un árbol ideal para fertilizar campos estériles y para utilizarse en el forraje de animales.

Por último ¿Por qué este árbol es ideal para un proceso de rearborización? Porque crece extremadamente rápido, pudiendo alcanzar los ocho metros de altura en solo un año. En su etapa adulta llegan a los 27 metros de altura.

9347436431958157870176739157955309069725n.jpg

(CC) 10.000 Paulownias para Paine.