México tiene cerca de 25 mil plantas consumibles y de alto valor nutricional

En el Banco Nacional de Germoplasma Vegetal se investigan y resguardan los genes de plantas mexicanas, incluso algunas que ya no se encuentran en la naturaleza.

México es reconocido por su gran biodiversidad y entre ella hay cerca de 32 mil plantas que pueden ser utilizadas como alimento, sin embargo sólo 1.250 se utilizan como tal. Esto quiere decir que hay aproximadamente 25 mil plantas que presentan un alto valor nutricional, son potencialmente consumibles pero no las aprovechamos.

De acuerdo con Jesús Cuevas, director del departamento de Fitotecnia de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh), se requieren más investigaciones etnobotánicas para evidenciar el uso de otras especies vegetales como alternativas de alimento para la sociedad.

Un ejemplo de ello es la planta conocida como mala mujer. Ésta se da en el estado de Oaxaca y tiene un alto valor nutricional, el problema es que para ser cultivada requiere de cuidados muy delicados pues si se toca mal puede producir sarpullido en la piel, incluso mandar a una persona al hospital.

La jatropha silvestre ha sido objeto de varios estudios debido a la calidad de su aceite y carbohidratos. Los quelites han demostrado en cerca de 400 tesis que su valor nutricional puede ser superior al de hortalizas comerciales y preciadas como las espinacas.

Como parte de un programa de conservación de semillas mexicanas, la UACh cuenta con el Banco Nacional de Germoplasma Vegetal (Bangev) desde 1980. En él se resguardan accesiones de semillas que permanecen vivas más de 150 años, hasta ahora el banco tiene 32.545 accesiones de 397 especies.

El Banco Nacional de Germoplasma de Estados Unidos repatrió a la UACh 8.463 accesiones de semillas que se cultivaban en México en los años 30. En nuestros tiempos, este material ya no puede obtenerse en el campo ya que los lugares de donde se extrajeron se han transformado en carreteras y otras construcciones, lo que significa una pérdida de 128 especies con sus respectivas subespecies.

La información que contienen las semillas en el Bangev son fuente de estudio y conocimiento sobre las propiedades de las plantas mexicanas y la mejor forma de conservarlas, incluso algunas que ya no podemos encontrar en la naturaleza.