Una Pit Bull rescatada luce curiosos atuendos para cubrir su piel lastimada

Aunque los perros no deben ser “humanizados” y vestirlos como nosotros, hay casos como los de Diamond en los que vale la pena usar un poco de ropa para proteger su delicada piel.

Los perros son hermosos sin importar su color, tamaño o raza. Es su noble carácter lo que los hace tan tiernos y adorables, incluso aquellos de los que se dicen cosas terribles como los Pit Bull. Diamond es una Pit Bull de 8 años que llegó prácticamente muerta a un refugio de animales en Atlanta y hoy luce diferentes vestuarios como toda una diva.

Diamond tenía pocas posibilidades de adopción, pues aparte de su delicado estado de salud, ya tiene 8 años. Fue cuando la voluntaria Neely Conway decidió ponerle atención al caso. La perra llegó al refugio con las orejas cortadas de modo casero, tenía infectados oídos y pulmones, su piel estaba increíblemente lastimada y lo más sorprendente es que ella aún conservaba una dulce actitud ante los humanos.

Melinda McGuire, quien adoptó a Diamond, le tenía miedo a los Pit Bull, pero al ver a esta perrita supo que era diferente, todo lo que quería hacer era salvarla. Cuando estaban en los trámites para la adopción, se sentaron en el suelo y Diamond apoyó su cabeza en el hombro de Melinda. Una hora más tarde finalizó la adopción.

Diamond necesitaba atención especial al llegar a su nueva casa por su delicado estado de salud. Estaba muy delgada y tenía la piel tan sensible que cuando salió a tomar el sol regresó con la piel en carne viva. Así nacieron los atuendos que luce al día de hoy.

Los trajes de Diamond al principio sólo eran un pedazo de tela protegiendo sus heridas pero con el tiempo empezaron a ser más elaborados. Ahora tiene todo un guardarropa lleno de diseños espectaculares. Los perros no se hicieron para traerlos disfrazados o vestidos con modelos incómodos, pero cuando la ropa cumple la función de protegerlos como en el caso de Diamond es una curiosa coincidencia.