Aprovecha las latas de bebida o cerveza para construir tu propio calentador solar

Solo necesitas latas de aluminio, madera, silicona, pintura negra, clavos y un martillo.

Aunque en el hemisferio sur estamos en pleno verano con temperaturas que en algunos lugares superan los 30°C, en muchas regiones los cambios en el tiempo son extremos, y el paso del verano al otoño e invierno se hace notar en los termómetros. Por eso, si las hormigas pueden ser previsorias y juntar comida hoy para tener mañana cuando la lluvia o nieve se los impida, nosotros también podemos.

La invitación es a guardar todas las latas de aluminio donde envasan bebidas y cervezas para crear, con al menos 50 de ellas, un calentador solar natural y barato, que te servirá para temperar un espacio cerrado, ahorrar dinero en calefacción y evitar la contaminación producida por estufas a leña o parafina. Este calentador es ideal para climas muy fríos pero que tienen radiación solar durante el día.

El panel solar puede producir un promedio de 2 kW de energía, suficiente para la calefacción de una habitación. Sin embargo, esto dependerá de la cantidad de latas que utilicemos y de la cantidad de radiación a la que estuvo expuesto el panel durante el día.

Sabiendo lo anterior, pues toma nota y ¡manos a la obra!

  • En primer lugar, hay que armar una caja del tamaño de acuerdo a la cantidad de latas que se tengan. Solo hay que organizarlas en una proporción similar a la de la caja que aparece en la foto y tomar las medidas. Luego sellar todos los bordes de la caja donde se unen las maderas con silicona líquida en tubo.
calentadorsolarlatas1.jpg

Imagen 1

  • Antes de poner las latas es muy importarte lavarlas para que no tengan ningún residuo del líquido que contenían. Después hacer un agujero en la parte de abajo (ver imagen 2) en aquellas que irán ubicadas desde la segunda fila de abajo hacia arriba, para que el aire caliente suba por dentro de ellas. En las latas que ubiquemos en la fila inferior, el orificio debe ir a un costado para que agarren el aire del exterior (ver imagen 3)
calentadorsolarlatas3.jpg

Imagen 2

En las 5 latas que están hasta abajo tenemos que hacer el hoyo de lado, para que agarren el aire del exterior. Esto puede hacerse con un abridor de latas o un alicate, pero siempre teniendo mucho cuidado de no cortarse con el aluminio.

calentadorsolarlatas4.jpg

Imagen 3

  • A continuación, esparce la silicona líquida por el contorno superior de las latas para evitar que se escape el aire. Una vez que se haya secado la silocona, pintar todas las latas con témpera o pintura para muro de color negro, para atrapar más calor.
calentadorsolarlatas5.jpg

Imagen 4

  • Mientras dejas secar la silicona de las latas, vuelve a trabajar en la caja. En la parte superior de ésta,  haz un hoyo con la forma de círculo de unos 5 centímetros de diámetro, aproximadamente. Este es el lugar donde se concentra el aire caliente y sale de la caja hacia el exterior. Asimismo, en la parte de abajo de la caja hacer otro hoyo de las mismas características para que entre el aire frío. En ambos orificios, insertar un tubo de plástico de al menos 1,5 metros de largo.
calentadorsolarlatas6.jpg

Imagen 5

  • Hecho lo anterior, pegar con la silicona cada una de las latas a la caja. Luego, con la misma silicona pega una lámina de acrílico transparente que cubra toda la superficie de ésta. Por último, ubica el calentador sobre una base estable (ver imagen 6) al exterior de la habitación que quieres calentar, ojalá donde más le llegue sol, y asegúrate de que el tubo del calentador entre a ella, y voilá, ya tienes tu propia estufa de energía limpia a un bajo costo.
calentadorsolarlatas8.jpg

Imagen 6