Prepara unos huevos revueltos con champiñones

Otra idea de brunch para aprovechar el fin de semana amoroso que se nos viene encima. ¡Disfrútalo compartiendo la cocina!

Al contrario de lo que haya pensado, estos ingredientes no van juntos en la misma sartén (aunque es también una posibilidad). Por un lado de saltean los champiñones y se sirven en un plato y los huevos revueltos se hacen con paciencia y cariño, dejando que el calor y la cuchara de palo hagan su trabajo y se sirve junto a los champiñones en una tostada, por ejemplo.

Una idea de brunch muy simple que puedes acompañar con otras preparaciones, como una delicia de frutas frescas y un batido para acompañar. Recuerda que el día de amor no es sólo este 14 de febrero, más si vas a compartir tu desayuno con tu pareja. Si se suman más comensales para celebrar San Valentín, un nuevo día o cualquier razón para festejar, suma más ingredientes porque la receta es para dos personas.

Personas|2

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 50 gr de champiñones
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva

Cómo preparar los huevos revueltos con champiñones

  1. Limpia los champiñones con un paño húmedo, para retirar posibles restos de tierra que puedan tener. Quítales el tallo o pie y córtalos a láminas.
  2. Pon 1 cucharada de aceite de oliva en una sartén y rehoga los champiñones a fuego medio durante 5 minutos.
  3. Casca los huevos y ponlos en una sartén, a fuego medio-bajo. Salpimenta y empieza a remover, sin prisa pero sin pausa. El secreto de que queden cremosos es justo este, ir removiendo poco a poco, mientras los huevos cuajan a fuego suave. Tardan unos 10 minutos pero vale la pena.
  4. Sirve acompañado de una tostada.

Fuente: Cocina para emancipados