Prepara una panna cotta de maracuyá

Un postre lleno de pasión para celebrar ese día especial.

Hay pocos postres tan delicados como una panna cotta. Su sabor simple y textura cremosa, bien complementada con alguna fruta (por lo general moras), es una delicia.

En inglés, al maracuyá se le llama fruta de la pasión, y quizá quieres celebrar este 14 de febrero con mucha de ella. Si bien no es uno de los ingredientes afrodisíacos, su sabor te enamorará, siendo el postre perfecto para darle el toque dulce a tu festejo e pareja. ¡Disfrútalo!

Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 1 sobrecito (15 ml / 10 g) gelatina en polvo
  • ½ taza de agua fría
  • ½ taza de pulpa de maracuyá (de unas 6 o 7 piezas)
  • 100 g de azúcar en polvo (o menos si el maracuyá está muy dulce)
  • 750 ml (3 tazas) yogur griego

Cómo hacer la pannacotta de maracuyá

  1. Mezcla la gelatina en polvo y el agua fría, y dejar a la esponja (unos 5-10 minutos).
  2. En una olla pequeña, calienta el maracuyá y el azúcar a fuego medio y revuelve hasta que el azúcar se haya disuelto. Agrega la gelatina (ya espumosa) y revuelve hasta que la gelatina se haya disuelto completamente. No dejes que hierva, baja el fuego a muy bajo.
  3. Cuela la mezcla caliente a través de un tamiz para quitar las semillas. A continuación, agrega al yogur y revuelve bien.
  4. Vierte la mezcla en moldes o en frascos (recuerda que no necesitas voltear la pannacotta, así que dale vuelo a tu creatividad). Refrigera durante unas horas o hasta que cuaje, luego cubre con más pulpa de maracuyá antes de servir.

Fuente: The pretty blog