Campus sustentable de la U. Austral recupera 63 toneladas de residuos para reciclaje

Actualmente los campus ubicados en Valdivia cuentan con 30 puntos de reciclaje.

El pasado martes celebramos el Día Mundial de la Educación Ambiental, evento que comenzó a festejarse en 1972 con la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente, en Suecia. Este hito sin duda corresponde a una de las primeras veces donde se llamó a la humanidad a preservar y a mejorar el medio ambiente con principios y criterios.

En este sentido, la labor de instituciones educativas como colegios y universidades es fundamental para el desarrollo de nuevas prácticas que contribuyan al cuidado de la naturaleza. Recientemente, la Universidad Austral de Chile (UACh) reveló que en el periodo 2014, la comunidad universitaria logró recuperar 63 toneladas de residuos para ser reciclados.

Esta cifra corresponde a un 17,2% de la basura generada en el año y según la casa de estudios “da cuenta de una comunidad universitaria que manifiesta cada vez una mayor responsabilidad con su entorno”.

Para poder alcanzar este porcentaje, la universidad dispuso de 30 puntos de reciclaje en el Campus Miraflores e Isla Teja, en Valdivia. Con esta red se pudo recuperar 25 toneladas de papel, equivalentes a salvar 436 árboles; 13 toneladas de cartón; 16 toneladas de vidrios; 2 toneladas de PET; 0,4 toneladas de aluminio y 5 toneladas de residuos tecnológicos.

“El material que se recupera para reciclaje disminuye los impactos que se producen en los vertederos; además contribuye a disminuir la presión por consumo de agua, energía y materias primas”, explicó la Jefa de la Unidad de Gestión Ambiental María Ema Hermosilla.

El plan de la UACh incluso va más allá y poco a poco se irá extendiendo a la comunidad, como ya lo ha hecho con establecimientos educacionales como el Instituto Alemán, el Colegio Allwen y el Windsor School.