IPEMU, un tren de baterías de tamaño real

El tren utiliza 80.000 baterías de apenas el tamaño de un encendedor y corre ligeramente por debajo del promedio en Reino Unido.

Reino Unido tiene un nuevo juguete, un tren modificado Class 379 Electrostar que incluye baterías. No es broma, es un tren eléctrico que se mueve sin necesidad de cables de electricidad, diésel, gasolina o vapor sino 80.000 mil baterías que lo transportan por el tramo de 19 kilómetros en el que está siendo probado.

Independently Powered Electric Multiple Unit, IPEMU, como se le llama de cariño a este tren, está en fase de prueba y podrá transportar pasajeros hasta mediados de febrero. Las pruebas se llevan a cabo en un corredor entre estaciones de Essex a una velocidad ligeramente por debajo del promedio en Reino Unido, a unos 105km/h.

Cada una de sus baterías de fosfato y sal caliente de níquel y sodio es apenas del tamaño de un encendedor común, pero multiplicado por 80.000, el tren puede cubrir esos tramos del viaje en los que no hay bandas de electricidad y donde ponerlas sería demasiado caro.

Sin embargo no todo es perfecto, luego de 2 horas de carga, el tren es capaz de funcionar la mitad de ese tiempo. Esto significa encontrar alternativas para poder utilizarlo y que valga la pena todo el revuelo.

El tren podría utilizarse para complementar algunos de los servicios ya existentes, por ejemplo, en el servicio normal de 7 de la mañana a 10 de la noche podría completar 14 viajes contando el tiempo que necesita cargarse. En teoría es aplicable a viajes cortos como podría ser un shuttle en una ruta al aeropuerto.

La ventaja de este tren es que al utilizar baterías se está moviendo con energía limpia y cero emisiones a diferencia de los medios de transporte convencionales. Con el tiempo pueden perfeccionarse sus requerimientos de carga pero lo importante es que no se dejen de probar alternativas verdes para transportarnos.