Las playas de Tijuana y Rosarito cierran por altos niveles de contaminación

El agua de las playas presenta altos niveles de enterococos, bacterias que causan enfermedades gastrointestinales.

Las playas de Tijuana y Rosarito permanecerán cerradas a bañistas hasta nuevo aviso por el nivel de contaminación que presenta el mar según la Dirección de Organismo de Cuenca de Baja California de la Comisión Nacional del Agua.

En el Condado de San Diego se detectaron niveles anormales de bacterias en el agua de sus playas. El Departamento de Salud Ambiental del condado emitió la alerta y cerró sus playas. La Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) hará mediciones en el agua para determinar si las playas de Tijuana y Rosarito se encuentran en condiciones aceptables para abrir al público nuevamente.

Las mediciones de contaminantes en el agua se realizan de forma permanente cuando han sido cerradas por presentar niveles altos de enterococos, bacterias propias de los intestinos que pueden contaminar el agua por contacto con heces fecales, y causan enfermedades gastrointestinales.

Una concentración en el agua de más de 200 UFC o Unidades Formadoras de Colonias por cada 100ml de agua, convierte una playa en un espacio no apto para uso recreativo, es decir, ni te metas al agua. Durante los siguientes días y hasta que se conozcan los resultados de las pruebas, las playas de Tijuana y Rosarito permanecerán sin acceso al público.

Ambas playas estuvieron cerradas durante 3 días en enero de 2011 por la misma causa y en abril de 2012 por un derrame de aguas negras en el arroyo Alamar. En marzo de 2014 se cerraron una vez más por riesgo a que la lluvia condujera contaminantes. Lo único que atino a decir es “eeewww”. Cuidemos nuestras playas, la contaminación del agua inicia en nuestras casas.