El frío es saludable, ayuda a ahorrar energía y a adelgazar

No encender la calefacción además de ayudar al medio ambiente te obliga a estar expuesto a bajas temperaturas, lo que aumenta la formación de grasa marrón, la cual genera calor y te hace perder peso.

Según un estudio que realizaron investigadores de la Universidad de Berkeley, el frío ayuda a quemar energía. ¿Cómo? Estar expuesto a bajas temperaturas aumenta la formación de grasa marrón, la cual genera calor y te hace perder peso.

¿Qué es la grasa marrón y cómo funciona? Es un tipo de “grasa” compuesta por células generadoras de energía llamadas mitocondrias que contienen hierro, lo que les da su color marrón. A diferencia de La grasa blanca, que almacena energía en forma de grandes gotas de grasa, la grasa marrón tiene gotas mucho más pequeñas y está especializada para quemarla, produciendo calor.

Todos tenemos este tipo de grasa en nuestro cuerpo, pero con la edad va disminuyndo. Además de que vivir en entornos con temperaturas controladas ha hecho que la necesidad de la grasa marrón disminuya en nuestro cuerpo. Así que aunque tengas mucho frío, no encender la calefacción además de ayudar al medio ambiente te obliga a estar expuesto a bajas temperaturas, lo que aumenta la formación de la misma.

Mientras duermes

frio660x550-1.jpg

http://elmonomudo.com

Según un estudio publicado en la revista Diabetes, al dormir con temperaturas bajas activamos nuestros mecanismos de termoregulación, tenemos un sueño más reparador y prevenimos graves enfermedades, como la diabetes de tipo 2 y otras patologías metabólicas.

Estar en espacios que se encuentran por debajo de los 21 grados durante la noche es un modo de mantener activo el mecanismo natural de nuestro cuerpo que evita que el envejecimento se acelere. ¿La razón? Cuando nos exponemos a bajas temperaturas liberamos melatonina, una hormona que es liberada por la noche y hace descender la temperatura corporal.

Si la temperatura ambiental (no controlada por termostatos) es fresca conciliaremos el sueño más fácilmente, será más profundo y también liberaremos menos cortisol, la hormona del estrés que liberamos en situaciones críticas para afrontar problemas, controlar el apetito y la ansiedad.

No es un secreto que el frío es un gran aliado para la salud. Puedes leer también sobre los beneficios que trae consigo bañarse con agua fría. Así que ya lo sabes, no se trata de morir de frío sino de aprovecharlo, solo enciende menos la calefacción y ayuda al planeta mientras él te ayuda a ti.