Lifestyle

Cómo preparar el pan chapata rústico aromático

¿Te hace falta un pancito para acompañar la sopa? Anímate con esta versión de chapata con un noble desafío antes de la cocción.

La forma alargada del pan chapata esta vez se mezcla con cebolla, orégano, cebolla, vino blanco, pimienta, nuez moscada, entre otros ingredientes que harán la diferencia al momento de cortar y disfrutar.

En esta receta nos invitan a trabajar la masa de dos maneras y aprovechar de dividir ésta última para probar la diferencia. ¿Cuál es el reto?:

Primera  versión. Se extiende un poco la masa y se añade dentro la mitad de la mezcla triturada del tomate y cebolla, se amasa bien con cuidado para ligarlo todo.
Requiere tener la superficie bien enharinada para que no se nos pegue y formamos el pan al gusto rematándolo con unos cortes en diagonal.

Prueba ambas formas de preparar este pan y conoce cómo una simple variante puede hacer diferente el aroma, el sabor y cómo se complementa con tus comidas. 

Ingredientes

Para la masa madre

  1. 100 g de harina de fuerza blanca (mayor concentración de almidón, si tiene otra, úsela)
  2. 60 ml de agua tibia
  3. 10 g levadura seca

Para la masa del pan

  1. 500 g de harina de fuerza
  2. 350 ml de agua tibia
  3. 10 g de levadura seca
  4. 2 cucharaditas de sal
  5. 3 o 4 piezas pequeñas de tomate deshidratado
  6. un cuarto de cebolla
  7. un chorro de aceite de oliva virgen extra
  8. un chorro de vino blanco
  9. un ajo pequeño
  10. una pizca de pimienta negra
  11. una pizca de nuez moscada

Cómo preparar el pan chapata rústico aromático

  1. Preparar la masa madre. En un cuenco grande mezclamos la harina con la levadura seca y le añadimos el agua templada. Se mezcla bien.
  2. Ponemos la masa en una superficie enharinada y la amasamos durante unos cuantos minutos, después la volvemos a poner en un cuenco y la cubrimos con papel film de plástico para dejarla fermentar en un lugar cálido durante unas 4 horas.
  3. Por último, se vuelve a amasar bien para sacar el aire y se deja reposar otra vez durante 4 horas al menos.
  4. Preparar el pan. Lo primero que vamos a hacer es poner en un bol pequeño el aceite y el vino blanco y lo templamos un poco al microondas, que no esté frío. Después le añadimos el tomate deshidratado, un ajo y una pizca de pimienta negra y de nuez moscada. Lo dejamos reposar todo junto.
  5. De nuevo colocamos la harina en un bol y le añadimos la levadura y el agua templada. Mezclar bien.
  6. Se añade la sal y la masa madre y se amasa bien hasta que esté perfectamente mezclado. La cubrimos con film plástico y la dejamos levar al menos una hora.
  7. Mientras tanto, ponemos la cebolla que teníamos reservada cortada en trozos en una picadora y le añadimos la mezcla del tomate deshidratado y especias. Se tritura bien. Ahora llega el momento de dar forma al pan. Yo he hecho dos variantes para comprobar cuál era la diferencia de sabor entre ambos. Cortamos la masa en 2 porciones similares, con lo que nos saldrán dos chapatas:
  8. En la primera versión se extiende un poco la masa y se le coloca dentro la mitad de la mezcla triturada del tomate y cebolla, se amasa bien con cuidado para ligarlo todo.
  9. Requiere tener la superficie bien enharinada para que no se nos pegue y formamos el pan al gusto rematándolo con unos cortes en diagonal.
  10. En la segunda versión, primero damos forma a la chapata y la mezcla se la colocamos por encima después de hacerle unos cortes en diagonal en ambos sentidos, para que nos queden como “rombos” y se cuele la mezcla por los cortes.
  11. Se colocan ambas barras encima de un papel de horno en una bandeja y se espolvorea con un poco de harina. Las tapamos con un trapo y las dejamos fermentar otra hora.
  12. Por último, se meten al horno precalentado a 190ºC, durante 30 minutos hasta que esté dorado por encima.
  13. Lo sacamos y las dejamos enfriar sobre una rejilla.
  14. Y ya está listo el pan. El sabor de ambas versiones es totalmente distinto porque curiosamente el que lleva las especias por encima tiene un sabor mucho más intenso que el que lleva la mezcla incorporada a la masa.

Fuente: Dime que es viernes

Tags

Lo Último


Te recomendamos