Prepara unos champiñones empanados

Crujientes para compartir como aperitivo.

Si ya los champiñones son parte de ensaladas, salsas, en pescados y carnes, también se pueden empanizar y llevar a la fritura para darle ese toque crujiente y sabroso que se agradece.

Una preparación sencilla que destaca por su buen sabor, ideal para presentar en la entrada, como aperitivo o dentro del plato de fondo, acompañados de otras bellezas culinarias.

Pruébalos pasados por huevo y pan rallado, para luego ir al aceite caliente. Un sabor que de seguro te conquistará, ¡otra receta para probar este próximo fin de semana!

Personas|3-4

Ingredientes

  • 12 ó 14 champiñones
  • 1 huevo
  • Sal
  • pan rallado para empanizar

Cómo preparar los champiñones empanados

  1. Comenzamos limpiando bien los champiñones de su tierra, para ello podemos hacer dos cosas, cepillarlos con cuidado, o pelarlos, una opción muy cómoda que siempre los deja estupendos. Para esta receta no les quitamos el pie, cortándolos solo la parte rugosa
  2. Batimos el huevo y pasamos por él los champiñones, a los que habremos añadido una pizca de sal, dándoles una vuelta para que se impregnen del huevo batido y faciliten el empanado en el pan rallado.
  3. Calentamos aceite de oliva en una sartén y cuando esté bien caliente, añadimos los champiñones por tandas, no más de 5 cada vez, colocando primero el sombrero que al ser más ancho agradece un poco más de tiempo en la sartén.
  4. Damos la vuelta a los champiñones con la espumadera y en cuanto están dorados los sacamos a escurrir sobre un papel de cocina, para que absorba todo el aceite de fritura.
  5. Listo.

Fuente: Lazy Blog

Foto referencia.