Prepara un sorbete de frambuesa

Delicioso postre, perfecto para cualquier ocasión.

Los sorbetes, o los helados hechos a base de agua, son una delicia refrescante imperdible. Y de los sorbetes cuyo sabor es casi tan delicioso como morder la frutita entera, mi favorito es el de frambuesa. Es una de esas pequeñas delicias de la vida que va perfecta con el chocolate.

No sólo encanta a tu paladar, es una delicia que te ayuda en muchos sentidos. Según Medical News, la frambuesa es una fruta que ayuda a mejorar la memoria, con la prevención de la diabetes y la salud del corazón. Muchas buenas razones para incluirla en tus comidas, sobre todo en el postre.

Esta rica creación es una receta de Tiffany, editora del blog Creme de la crumb.

Tiempo de elaboración | 3 horas
Dificultad | fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 5 tazas de frambuesas frescas
  • 1 taza de agua
  • 1 ½ tazas de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1-2 cucharadas de jugo de limón fresco

Cómo hacer el sorbete de frambuesa

  1.  Agrega agua a las frambuesas en un procesador de alimentos. Muele hasta que la mezcla tenga una consistencia suave.
  2. Pon un colador de malla fina sobre un tazón grande. Añade el puré de frambuesas con el colador (en cuatro partes) y empuja con el dorso de una cuchara grande o una espátula de goma a través del colador para eliminar las semillas. Repite con el resto de puré de frambuesa y desecha todo lo que queda en el colador.
  3. Añade el azúcar, la vainilla y jugo de limón en la mezcla de frambuesa en el tazón. Bate hasta que el azúcar se disuelva.
  4. Congela o usa la máquina para helados. Si quieres una consistencia muy suave, sirve de inmediato y si lo quieres más firme congela durante dos horas más.

Fuente: lacremedelacrumb.com