Cómo preparar un licuado de frambuesa, mango y naranja

¡Para despertar de buenas! Perfecto para cualquier hora y con un sabor sin igual.

En mi familia los licuados siempre han sido algo sagrado, que de una forma u otra te saca de muchos apuros. Un licuado siempre es una excelente manera de empezar el día, porque consumirlo es una manera de tomar tus nutrientes de forma rápida y deliciosa. Desayunar es muy importante, pero no todos amanecemos con apetito o estamos acostumbrados a comer algo por las mañanas y preparar un licuado es una solución muy simple a estos problemas. Otro excelente momento para tomar un licuado es después de hacer ejercicio, para recuperar esa energía que tu cuerpo necesita.

Como Adrienne Audrey de “Crafty Little Gnome” menciona, no hay un horario en el cual tomar un licuado no sea una excelente opción. Las frutas en éste le dan un excelente sabor y el hielo le da ese toque refrescante que necesitas si tienes calor. Prueba esta delicia y enamórate de su sabor.

Tiempo de elaboración | 5 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 2

Ingredientes

  • 1 1/2 taza de frambuesa congeladas
  • 2/3 taza de la leche de tu preferencia
  • 1 1/2 taza de mango congelado
  • 2/3 taza de jugo de naranja

Cómo preparar licuado de frambuesa para despertar de buenas

  1. Combina las frambuesas, leche, 1/2 taza de hielo en la licuadora, hasta que quede un frappé suave y sírvelo en un vaso hasta la mitad.
  2. Combina el mango, jugo de naranja y 1/2 taza de hielo en la licuadora y sírvelo sobre la porción de frambuesa.

Fuente: craftylittlegnome