Buscan tratar la diabetes y obesidad con agave azul

El agave azul contiene fibras solubles que ayudan a reducir los niveles de glucosa en la sangre, acumulación de grasa y triglicéridos.

Al parecer el agave azul no sólo hace buen tequila. Biotecnólogos del Centro de Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (Ciatej), estudian el agave para obtener fibras que puedan ser útiles en el tratamiento de personas con obesidad y diabetes.

La piña cruda del agave azul tiene en su composición fibras solubles llamadas fructanos que, dependiendo su naturaleza, pueden tener diferentes beneficios para la salud. Con la separación de las fibras en en fructanos de cadena corta y larga, se busca reducir los niveles de triglicéridos y glucosa en pacientes con obesidad.

Durante la investigación se indujo la obesidad a un animal con una dieta alta en grasa. Se descubrió que los fructanos de cadena corta disminuyen la ganancia de peso, la grasa acumulada y la glucosa en la sangre. Los fructanos de cadena larga resultaron útiles para bajar los niveles de triglicéridos.

Los investigadores buscan probar los efectos de los fructanos ahora en personas que padezcan diabetes, obesidad o presenten niveles de triglicéridos altos. Además de los valores nutricionales que el agave puede tener, se quieren desarrollar compuestos de origen natural llamados nutracéticos que beneficien a la salud.

Esta es una razón más para conservar el agave azul o agave tequilana Weber, una planta que además de ser la materia prima para una de las bebidas más famosas de México, tiene muchas otras propiedades además de una belleza inigualable.