Prepara un pollo relleno de tomate, albahaca y mozarella

Perfecta manera de preparar pechugas empanizadas.

Preparar pechugas de pollo es siempre una excelente opción para toda la familia, porque es difícil encontrar a alguien que no le gusten.

Pero, por qué siempre quedarnos con sólo pechugas a la parrilla o las pechugas empanizadas si existen miles de maneras que siguen siendo sencillas y deliciosas.

Si tienes algunas en tu refrigerador y pensabas prepararlas “como siempre” piénsalo dos veces y prueba esta receta. La mayoría de los ingredientes ya estarán en tu cocina y sino siempre puedes hacer tus propias modificaciones y darle un estilo personal. Pam en “For the love of cooking” menciona que la textura de las pechugas es excelente, porque no tendrás un montón de pollo seco y sin sabor. ¡Disfrútalas!

Tiempo de elaboración | 35 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 2

Ingredientes

  • 1 taza de queso ricotta
  • 1/2 taza de espinaca baby, picada
  • 1/2 taza de tomates uva, picados y sin semilla
  • 2 cucharadas de queso parmesano, rallado
  • 1 cucharada de albahaca fresca, picada
  • 1 diente de ajo, molido
  • Sal de mar y pimienta, al gusto
  • Pizca de orégano
  • 2 pechugas de pollo
  • Pan molido
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva

Cómo preparar pollo relleno de tomate, albahaca y mozarella

1. Pre-calienta el horno a 200ºC.
2. Combina el queso, la espinaca, los tomates, el queso parmesano, la albahaca, ajo, sal y pimienta al gusto. Mezcla hasta que tengas una pasta uniforme.
3. Lava las pechugas. Córtalas de forma horizontal (como un pan de hot dog) de manera que puedas colocar la pasta en el interior. Rellena las pechugas con la pasta. Sazona el exterior de las pechugas, al gusto.
4. Empaniza ambos lados de la pechuga con pan molido grueso y coloca un palillo de dientes en cada pechuga para evitar que se deshagan. Si los palillos no son suficiente, puedes usar palitos para brochetas.

4364680466ae09b53812b.jpg

(cc) Dan | Flickr

5. Calienta el aceite en un sartén y fríe las pechugas por ambos lados hasta que estén doradas. Después colócalas en el horno hasta que estén bien cocidas, aproximadamente 20 minutos.

Fuente: fortheloveofcooking