El Platanal, un paraíso escondido en la sierra de Guanajuato

Escondido en el corazón de la sierra gorda de Guanajuato se encuentra este hermoso lugar apto para acampar, nadar y practicar deportes extremos.

Este año nuevo decidí pasarlo alejada de las fiestas, el ruido y la gente. Así que un amigo y yo fuimos a acampar a un lugar que nos recomendaron en la sierra de Guanajuato. Nos dieron una única instrucción: El sitio se encuentra en una comunidad llamada El Platanal, que forma parte del municipio de Xichú.

Para llegar al lugar tuvimos que manejar 3 horas desde Querétaro y quedarnos un día en un hotel de Xichú porque a partir de ahí la carretera es terracería con muchas curvas y demasiada neblina, así que transitarlo de noche es un poco peligroso.

Al otro día partimos temprano hacia el lugar. En México es sorprendente la cantidad de ecosistemas que puedes ver en algunas horas de camino. Pasamos de semiseco a desértico, luego a boscoso y al final a tropical.

Casi llegando al lugar vimos a lo lejos una línea de un color azul que no puedo explicar pero se parece al 306 del Pantone. Me sentía un poco nerviosa porque hay un punto en el que no hay nada al rededor, solo vacas y aves, muchas aves de diferentes especies. Entonces llegamos. El azul que de lejos se veía lindo de cerca es un hermoso río de agua casi transparente.

img9293660x550.jpg

© Addi Gutiérrez

Nos recibió una agradable familia que se encarga de vigilar el lugar y atender una pequeña tienda y el comedor, así como de proveer leña a los visitantes. Ellos nos indicaron dónde poner la casa de campaña. Por la estancia en el lugar piden una única cuota de recuperación de MXN $15.oo por persona y MXN $30.00 por casa de campaña, no importa los días que permanezcas. La temperatura del agua es perfecta, así que aprovechábamos para bañarnos ahí. Cuentan con baños secos y vestidores para quienes como nosotros van a acampar, pero si lo prefieres también puedes rentar una cabaña con todos los servicios por MXN $500.00 la noche.

Recibimos el año nadando en el río y tomando vino frente a la fogata. Compartimos la comida y los bombones con Julia, Pancho, Poncho y Pepe, los maravillosos hijos de la familia. La paz que ahí se siente es increíble. Estuvimos 5 días, en los cuales solo vimos a los niños locales, a algunas personas que fueron a nadar una tarde y a las vacas que cruzaban el río con sus becerritos.

img9321660x550.jpg

© Addi Gutiérrez

Una de las cosas que más disfruto en la vida es acampar, así que encontrar lugares como este siempre es agradable.

Te invito una vez más a recorrer México y sus pueblitos. La ruta a Xixhú es saliendo desde Querétaro en dirección a San Luis Potosí. Cuando llegas al municipio tienes que preguntar a los habitantes hacia qué dirección tomar porque no hay señal de celular, son aproximadamente 3 horas más a partir de ahí.

mapaplatanal660x550.jpg

© Google Maps