Madrid abrirá convocatoria de ideas para generar energía del subsuelo urbano

Se escogerán 10 ideas para desarrollarlas en proyectos y de éstos, dos serán seleccionados para convertirse en realidad.

Madrid E+ Subterra es un proyecto lanzado en noviembre de 2014 por la alcaldesa Ana Botella, que anunció una alianza con la start-up para explorar y aprovechar la energía del subsuelo de Madrid en beneficio de la ciudad. Durante el año pasado se desarrolló gran parte del proyecto y se concretaron algunas iniciativas puntuales que comprobaron su factibilidad. Este año se espera recibir las primeras ideas concretas para llevar a cabo una red realmente capaz de abastecer lo más posible de energía limpia a la capital, a través de la primera convocatoria pública que abrirá en abril, donde podrá participar cualquier persona con alguna nacionalidad europea.

De todas las que lleguen se escogerán 10, las cuales recibirán cursos de formación para convertirlas en proyectos a través de los Viveros de Empresas del Ayuntamiento. Luego, se escogerán las dos que hayan tenido más éxito para convertirlas en realidad.

La iniciativa, que puede parecer ambiciosa, aterriza en la posibilidad real de generar energía a partir del calor que emana de las entrañas de Madrid o de sus infraestructuras subterráneas; o a través del turbinado de las depuradoras de residuos y de los caudales de la red de agua y saneamiento de la capital.

Actualmente la asociación público-privada Madrid Subterra ha conseguido socios que aportarán con 14 mil euros al año. En conversación con EFE, el coordinador de Sostenibilidad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Javier Rubio, señaló que se trata de poco dinero, pero que cuentan con recursos propios para emprender. Y es que, además del dinero, la iniciativa cuenta con el apoyo de instituciones como el Ayuntamiento, las universidades Complutense y Politécnica, los colegios de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, de Minas y de Telecomunicación; de grupos como Acciona, Cepsa, Eneres, ACS, Gas Natural Fenosa, OHL, Sacyr, y las entidades mixtas Madrid Calle 30 y Gedesama, de la Comunidad de Madrid.

Otros casos en Madrid y el mundo

Existen distintas formas de sacar provecho del subsuelo de una ciudad, el que al ser explotado se convierte en una fuente de energía limpia y cercana. Está la energía geotérmica, la residual (recuperación y reutilización), la energía hidroeléctrica (red de agua y saneamiento) y la energía térmica de infraestructuras subterráneas.

En Madrid, por ejemplo, la estación de metro de Pacífico y el edificio de viviendas municipales protegidas Margarita 52, ya funciona con climatización por geotermia. También está la llamada “metrolinera” que recarga autos eléctricos a partir de la energía obtenida del frenado de los trenes del metro. Otras ideas que han surgido dentro de Madrid E+ Subterra son aprovechar el calor de los aparcamientos subterráneos para calentar los edificios que están encima o la energía del metro para la iluminación urbana.

En el mundo, Nueva York, Viena y Helsinki han sido algunos de los pioneros que han conseguido mayor éxito. En Nueva York, se aprovecha la presión del agua de abastecimiento para generar electricidad con microturbinas. En Viena se aprovecha el calor del metro para calentar viviendas y en Helsinki se hace a partir de aguas residuales.

madridsubsuelo.jpg

(CC) Cortesía de Madrid E+ Subterra.