Lifestyle

Utilizan amaranto contra la depresión

El dulce conocido como alegría se obtiene del amaranto, una afortunada coincidencia por sus propiedades antidepresivas.

Las “alegrías” son un tipo de palanqueta hecha con amaranto y es un dulce tradicional en México. Su origen es prehispánico y sus propiedades alimenticias son bien conocidas. El investigador Manuel Soriano del Instituto de química de la UNAM se sentía intrigado por el nombre de las alegrías y decidió ahondar en sus efectos medicinales en el tratamiento de afecciones del ánimo.

Soriano descubrió que las cápsulas obtenidas de la planta de amaranto funciona como alternativa a medicamentos como el Prozac sin efectos secundarios y a un precio mucho más accesible. Sus efectos quizás no te levantarán de inmediato pero sí ayuda a salir de forma más rápida de un cuadro de depresión.

Las cápsulas ya han sido probadas es pacientes del Instituto de Neurología y Psiquiatría, los resultados son tales que podrán ser presentadas para realizar los exámenes necesarios para darles el grado de producto farmacológico.

El ingrediente activo de las cápsulas es el triptófano del amaranto. Su ventaja sobre los medicamentos ya conocidos es que, mientras éstos muestran sus efectos hasta seis semanas después de iniciado el tratamiento, el amaranto es casi inmediato. Los tratamientos comunes tienen efectos secundarios y son más lentos porque funcionan por saturación de la sustancia en el organismo. El amaranto, en cambio, es natural y no tiene estragos.

Las funciones antidepresivas del amaranto es una linda y afortunada consecuencia que va muy bien con la alegría, la forma más conocida del amaranto. Estos dulces típicos aportan también una buena cantidad de proteína sin contar que son deliciosos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos