Lifestyle

UNAM trabaja con nuevos materiales para baterías recargables

La producción de baterías con estos materiales podría ser menos costosa y más versátil además amigable con el ambiente.

La facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) está investigando la posibilidad de usar materiales compuestos flexibles capaces de almacenar energía y adaptarse a nuevos usos. Los investigadores mezclan materiales elastoméricos y termoplásticos que al combinarse con una matriz polimérica, tienen potencial para utilizarse como baterías recargables.

Se utiliza una combinación de varios elementos para generar conductividad eléctrica, una propiedad que no tienen por sí solos. Las ventajas de las baterías hechas con los materiales que propone la UNAM es que tendrían un costo menor y un impacto ambiental menos agresivo que el de las pilas comunes.

Otra de las características de las pilas fabricadas con estos materiales es que no se sobrecargan. Su proceso de fabricación es muy sencillo y al combinar resinas termoplásticas con poliolefinas, se libera el exceso de temperatura.

Estas baterías renovables pueden fabricarse en diferentes tamaños y grosores, esto permite mayor versatilidad en el diseño de dispositivos. Pueden ser tan delgadas como una hoja de papel así que sus usos y aplicaciones podrían ser infinitos.

Aunque ya existen baterías renovables y recargables, la novedad en estos materiales es la adaptabilidad, flexibilidad y conducción eléctrica que proponen. Lo anterior sin mencionar los materiales tóxicos con los que están fabricados otro tipo de baterías. Éstos materiales, al contrario, reducen el riesgo de toxicidad.

La clave en la innovación y en nuestro paso a la energía renovable además de amigable con el ambiente se encuentra en no dejar de investigar y probar nuevas técnicas que puedan estar al alcance de todos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos