Anímate a decorar con estos jardines de aire

Una forma fácil, bonita y sin mucho mantenimiento para decorar naturalmente tu hogar.

La Naturaleza siempre es bienvenida en nuestros hogares, pero a veces, tener una planta de interior no cunde mucho a todas las personas, como a mí. Lo admito, cada vez que cuido una planta, se me muere. No sé por qué. Es triste.  Si eres una persona que, al igual que yo, se le mueren las plantas aunque las cuides con todo el amor del mundo, esta decoración viva es para ti.

Materiales

  • Lata (puedes reciclar las latas de atún o alguna otra conserva)
  • Abridor de lata
  • Lima
  • Acrílico o vidrios
  • Papel de lija
  • Pintura esmalte
  • Piedras pequeñas para decorar
  • Musgo de maceta
  • Pegamento
  • Planta a elección (te recomiendo elegir plantas epífitas, ya que no requieren mucho riego)

Instrucciones

Primero que todo, debes limpiar muy bien la lata con agua y jabón para eliminar cualquier resto de comida o suciedad. Dejas que se seque completamente y sácale las etiquetas (queda mejor si usas una lata poco profunda). Luego, puedes quitarle la base a la lata (este paso es opcional).

Lima todos los bordes hasta que quede plana y suave. Pinta la lata del color que gustes, o si quieres, déjala de su color grisáceo natural. Coloca la lata encima del vidrio o acrílico y dibuja su contorno, teniendo en cuenta que debe ser ligeramente más pequeño para que quepa dentro de la lata. Córtalo, divídelo en dos y pega una de las mitades en la lata. Si le quitaste la base a la lata, haz el mismo paso y coloca el acrílico entero para que quede como una pared transparente.

Rellena tu jardín como si fuera un terrario, usando pequeñas piedras y luego musgo. Es importante que las piedras estén limpias y no sean salinas. A continuación, coloca la planta. Coloca una arandela en la parte trasera de la lata, cuélgala en la pared y ¡Listo! Ya tienes un hermoso detalle natural para decorar algún espacio de tu casa.