Lifestyle

Los microbios que se comen al cambio climático

Pequeñas criaturas acuáticas luchan también contra el cambio climático.

Aunque parezca extraño, existen criaturas que contribuyen a frenar el cambia climático sin necesidad de estar afiliados a ninguna oenegé. Estos microbios se llaman metanótropos (methanotrophs) o a veces se les conoce como metanófilos (methanophiles). Ellos trabajan en consorcio — como se le conoce al conjunto de microbios — en el sedimento de los mares que habitan,  alimentándose principalmente de metano.

Estas bacterias, se especula, vivían en la Tierra cuando no existía más que metano al rededor de ella. La duda sobre la existencia de estas bacterias se dio cuando, en una investigación dentro del Polo Norte, científicos notaron que del agua no congelada salían burbujas de metano, por lo que infirieron que debía haber algún organismo que las produjera.

“Quedamos sorprendidos al no encontrar bacterias metanogénicas que produjesen el metano de Lost Hammer, pero encontramos otros organismos anaeróbicos únicos, organismos que sobreviven básicamente comiendo metano y probablemente respirando sulfatos en lugar de oxígeno” Lyle Whyte, investigadora de este fenómeno.

Estos microbios que comen metano, pueden utilizar los óxidos de hierro y manganeso para respirar, según demostró otro estudio realizado por la Penn State:

“Creíamos que los microbios sólo consumen metano en los sedimentos anaeróbicos marinos si hay sulfato presente, pero otros receptores de electrones, tales como el hierro y el manganeso, son energéticamente más favorables que el sulfato”. Emily Beal, investigadora.

En este experimento se incubaron diferentes combinaciones que incluían el sedimento marino, que es donde habitan estos microbios, para saber cuáles sustancias catalizaban y cuáles no. También se puso varias muestras sin estos sedimentos para saber si el resultado variaba.

El control estéril no mostró actividad, mientras que el control con microorganismos sin sulfato mostró una minúscula actividad. El control con sulfato mostró la mayor actividad, como se esperaba; tanto las muestras relativas al óxido de hierro y al manganeso mostraron actividad, aunque menos que el sulfato.

Curiosamente, se descubrió que estos microbios no son únicos, es decir, no sólo hay un tipo de estos organismos en el sedimento del mar y al parecer tienen diferentes tipo de apetitos. Algunos les gusta más el óxido de hierro, a otros el metano, por lo que no se ha podido establecer cuáles son en específico las que consumen el metano, ni qué cantidad de metano pueden consumir.

De cualquier modo,  estos pequeños organismos al consumir el metano crean una limpieza de los mares y reducen los gases de invernadero que existen en el planeta, una labor muy importante para la situación en la que estamos.

Más allá de nuestros mares, también se especula sobre el planeta rojo. Marte, que tiene también océanos congelados, se presume que cuenta con este tipo de bacterias, por lo que la exhalación de dióxido de carbono debe ser también una constante.

Tags

Lo Último


Te recomendamos