El nuevo aeropuerto de Ciudad de México afectará el suministro de agua

La Universidad Autónoma de Chapingo asegura que el proyecto afectará a los habitantes de Texcoco y propiciará la desaparición de especies en la zona.

Los habitantes de Texcoco se verán afectados de muchas maneras por la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM). Aunque el gobierno dice que será un factor de crecimiento económico para la zona, especialistas de la UACh, aseguran que privará de agua a sus pobladores.

Los especialistas también hacen alusión a que la sobreexplotación del agua de esta zona culminará con la extinción de varios tipos de animales, así como el crecimiento desordenando de la mancha urbana.

“Hay un severo déficit de agua en la región y el construir un aeropuerto traería un estrés hídrico y social porque la competencia por lo que queda sería feroz. Feroz porque tendrían que extraer mucho más de lo que ya está abatido el manto freático, eso en competencia con todo el desarrollo urbano que se hará y las comunidades ya establecidas en la cuenca. De hecho el manto freático entre más agua saquen también las emanaciones que vienen de la Sierra van a bajar porque si les sacan agua aquí, allá arriba los niveles de humedad bajarán” José Espino Espinoza, especialista de la UACh.

La crisis hídrica en la que entrará Texcoco será bastante severa por muchas razones. Una de ellas es que la captación de agua en la zona se verá afectada por la plancha de concreto gigante que se colocará. Al hacer esto, se impedirá que una gran zona deje de recibir agua, por lo tanto se modificará su ciclo natural.

Otra forma de afectación de la repartición del agua será que al ser el NAICM un proyecto prioritario, se pondrá al desarrollo urbano por delante del abastecimiento a las personas, ya que el agua no alcanzará para las dos grandes necesidades de la región.

Para que se den una idea de cómo se pondrá la situación, actualmente se tiene que perforar de 200 a 300 metros de profundidad para extraer agua, cuando hace algunos años eran únicamente 50 metros, asegura Delgado Viveros, especialista en Biología y Suelos de la UACh.

Por todas estas situaciones la sociedad civil se ha juntado para organizar foros que se llevarán a cabo en el Gran Hotel de la Ciudad de México, entre el 30 de octubre y el 27 de noviembre, todo esto con la finalidad de observar y proponer soluciones a las problemáticas que se le encuentre al proyecto.

Este tipo de iniciativas enriquece mucho a los megaproyectos ya que se les puede incluir un enfoque humano, más cercano a la gente, a diferencia de la visión empresarial.

Esperemos que las planeaciones ecológicas de los arquitectos encargados de estos proyectos den una solución sustentable a todas estas problemáticas, porque se había señalado que el NAICM tendría muchas ventajas verdes, incluyendo plantas de tratamiento de agua. Habrá que esperar a ver en los datos duros del día a día cómo se va dando esta nueva crisis del agua en México.