Cómo preparar la pechuga de pollo con pimiento y leche evaporada

Las buenas mezclas se celebran y disfrutan en una cena. Acompaña con un buen vino y degusta esta delicia de platillo.

Para la cena o el almuerzo del fin de semana, estas pechugas de pollo con pimiento y leche evaporada serán el plato perfecto para añadir nuevos sabores a tu paladar. La leche le otorgará la cremosidad que tan bien le hace a la carne, incorporándola luego de saltear las verduras y el pollo.

Acompaña con frescas ensaladas, arroz o un salteado de verduras. Disfruta de una cena hecha en pocos minutos y con gran sabor. No olvides el vino.

Personas|4

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla mediana
  • 150 ml. de leche evaporada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

Cómo preparar la pechuga de pollo con pimiento y leche evaporada

  1. Cortamos la cebolla y el pimiento en tiras no muy grandes y las ponemos a rehogarse en una sartén con un poco de aceite a fuego lento. Mientras tanto, limpiamos las pechugas de pollo y las cortamos en tiras aproximadamente igual de grandes que las de la verdura.
  2. Cuando el pimiento y cebolla comiencen a estar blandos, incorporamos el pollo, cocinándolo a fuego medio hasta que quede de color blanco y casi cocido del todo en su interior.
  3. Agregamos la leche evaporada y salpimentamos. Dejamos cocinar hasta que vaya espesando a medida que se evapore la leche. Apagamos y retiramos del fuego, sirviendo todavía caliente.

Fuente: Cocinando en Marte

Foto referencia.