Cómo preparar la raita de plátano

Atrévete a cambiar tu repertorio de aderezos con esta muestra de la cocina india en base a yogurt. ¡Te fascinará su sabor!

Ya habíamos hablado de la raita, porque tuvimos un primer acercamiento culinario cuando conocimos su versión con menta, aquella que baña las albóndigas de lentejas para hacerlas irresistibles.

La raita es una salsa con origen en la cocina india, cuestión que nos hace pensar en los condimentos que debe llevar. Todos suman, nada sobra. En la raita de plátano se mezclan el curry, la sal, el jengibre, el limón, las almendras, el coco y el yogurt, por supuesto.

Esta salsa va bien en diversas preparaciones como las ensaladas, verduras salteadas, kebabs y una que otra carne que te atrevas a bañar con esta salsa a base de yogurt que se robará tu paladar. Comprueba su sabor e incorpora a tu cocina nuevas formas de aderezar los alimentos.

Ingredientes

  • 125 gramos de yogur natural cremoso
  • 2 plátanos pequeños
  • 1 c/s (cucharada sopera) de zumo de limón
  • 1 c/c de cardamomo molido
  • 1/2 c/c (cucharada de café) de sal de curry (tenga a mano una mezcla de 1 cucharada sopera de sal con 1 cucharada de café de curry; lleva a un recipiente y listo)
  • un trozo de raíz de jengibre (del tamaño de una avellana)
  • 1 guindilla (ají, pimienta de cayena, chile)
  • 10-12 almendras tostadas
  • unas hojas de cilantro fresco
  • 1 c/s de coco tostado
  • aceite de oliva virgen extra

Cómo preparar la raita de plátano

  1. Pon en el yogur en el accesorio de la batidora, pela los plátanos, reserva medio y el resto incorpóralo al recipiente con el yogur, añade el zumo de limón, el cardamomo, la sal de curry, el jengibre rallado y la guindilla picada.
  2. Tritura hasta obtener una crema homogénea y fina. Pruébalo y rectifica si fuera necesario de alguna especia o de limón. Un poco de ajo también le va bien, si os gusta.
  3. Pica las almendras a cuchillo, lava y seca el cilantro y pícalo también. Tuesta el coco rallado en una sartén sin engrasar, a fuego medio y moviéndolo de vez en cuando, hasta que tome un color tostado.
  4. Incorpora estos ingredientes (excepto el coco) a la preparación anterior, y un chorrito de aceite de oliva virgen extra y mezcla bien. Añade el plátano reservado cortado en rodajas, pasa la salsa a un cuenco, cúbrelo con film y déjalo reposar en el frigorífico para que los sabores se integren bien.
  5. En el momento de servir, espolvorea por la superficie de la raita de plátano con el coco tostado.

Fuente: Gastronomía y Cía.

Foto referencia.