Lifestyle

Urge saber cuántos tigres viven en su hábitat natural

Aunque se calculaban unos 3200 individuos en libertad hasta la fecha se desconoce la cifra exacta de tigres silvestres, lo que entorpece su conservación.

El pasado martes 29 de julio se celebró una vez más el Día Internacional del Tigre, dedicado por supuesto a generar consciencia sobre su conservación y hacer un recuento de los logros que se han realizado en el último año — como en 2013, que se dio a conocer los avances en cuanto a conservación en India y Nepal. Para este año, el mensaje es distinto.

El Fondo Mundial para la Naturaleza — conocido como WWF, por sus siglas en inglés — lanzó un llamado a todas las naciones que tienen el privilegio de tener al tigre como parte de su biodiversidad, para realizar censos regulares de sus poblaciones. Asegura que los tigres en libertad son vulnerables al no tener información precisa; muchos de ellos pueden ser víctimas de la caza furtiva, sin que nadie se de cuenta.

De acuerdo con Michael Baltzer, líder de la Iniciativa del Tigre de WWF, hasta que no se sepa cuántos tigres hay y dónde están, no es posible trazar algún plan de conservación eficiente de la especie en libertad.

Actualmente la mayor amenaza para los tigres es, precisamente, la cacería por la alta demanda que existe en el comercio asiático. Se calcula que entre enero de 2000 y abril de 2014 fueron capturados al menos 1590 tigres, cuando se creía, existía 3200 individuos en su hábitat natural. Ahora se cree que los niveles de población son mayores a lo esperado.

Datos ¿al tanteo?

Este número aproximado de tigres es nada más una aproximación por la falta de datos duros. Algunos países, como India, Nepal y Rusia, se han tomado muy en serio la tarea y realizan estudios relativos a los tigres nacionales de forma regular. Sin embargo, hay otras naciones que no lo han hecho.

Por el momento, Bután, Bangladesh y China están realizando sus propios censos y se espera que pronto den a conocer sus resultados. En cambio, Malasia, Indonesia, Tailandia, Birmania, Laos, Camboya y Vietnam quedan con esta tarea pendiente; hasta la fecha se desconoce por completo a las poblaciones del tigre silvestre en estos países.

Gracias a estos estudios es posible identificar a cada uno de los individuos, por medio de sus rayas — que son equivalentes a nuestras huellas digitales —. Se rastrea sus rutas, locaciones, tendencias y hábitos. Así las autoridades correspondientes pueden trazar la mejor estrategia para proteger a estos grandiosos felinos del comercio, la cacería y la captura ilegal.

Este 2014 ayuda a estas naciones a abrir los ojos y trabajar en conjunto para proteger a una de las especies más vulnerables, que se encuentra entre las 10 especies con mayor peligro de extinción. Seguiremos al pendiente.

Tags

Lo Último


Te recomendamos