La UNAM crea concentradores solares de bajo costo

A diferencia de otros, estos concentradores solares serán más ligeros, económicos y de fácil instalación para que puedan llegar a la mayoría de la población.

Las energías alternativas son las fuentes del futuro pero aún se trabaja en hacerlas accesibles para la población en general y no sólo para la industria que sí puede pagar por tecnología que permita ahorrar costos en su consumo energético.

También es necesario que se creen nuevos equipos capaces de instalarse en los hogares de las personas de acuerdo a las características de sus viviendas para que todos tengan la oportunidad de llevar una vida más sustentable. Ante este escenario, expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) han creado prototipos de concentradores solares ligeros y de bajo costo.

Los concentradores solares captan la radiación del sol, la dirigen hacia un colector que genera vapor para turbinas o aire caliente para motores térmicos y así se transforma en energía eléctrica; es decir, de solar pasa a térmica y finalmente a eléctrica, que puede usarse de forma inmediata o en redes.

Ernst Kussul, líder del proyecto explica además que el objetivo de estos concentradores solares es que sean una alternativa real de energía renovable para la población en general, por eso están pensados para producirse en línea como una forma de reducir su costo de producción y hacerlos asequibles. Su tamaño también será compacto para poder transportarlo con facilidad.

Aunque existen en el mercado algunos concentradores de espejos cóncavos, éstos son caros por la naturaleza de sus materiales además de ser pesados. Los universitarios esperan que su modelo pese apenas 10 kilogramos. En 2007 ya tenían un prototipo pequeño que medía 35 cm y constaba de 24 espejos, el modelo actual con el que se trabaja desde 2010 mide un metro y tiene 90 espejos pequeños, planos y triangulares que forman un hexágono. Por la parte de atrás cuenta con u soporte que permite ajustar la posición del concentrador para utilizarlo a manera de parabólica.

Otra característica que los expertos desean es que sea de fácil colocación, como si fueran antenas de televisión, además de emplear sistemas de almacenamiento de energía térmica para utilizarse aún cuando esté nublado ya que algunos de tipo fotovoltaico no pueden usarse en ausencia del sol.

Este proyecto tiene dos patentes, una en México y otra en Estados Unidos, pero esperemos que esta tecnología termine de desarrollarse y resulte adecuada para implementar en los hogares de todo el país como una forma alternativa y limpia de obtener energía eléctrica.