Lifestyle

Prepara la galette de higos y queso

Delicioso postre para aquellos que aman las combinaciones de dulce y salado.

Una galette es un platillo francés que es una especie de pastel de forma libre. La más famosa es la Galette des rois, sin embargo, buscando sabores más interesantes, me encontré esta de higos, lavanda y queso. Suena a una combinación bastante buena y les voy a decir por qué:

El higo es una fruta especialmente dulce, casi no tiene acidez. Lo cual, en lo personal, no me fascina en otras piezas de repostería, porque siento que le falta algo. Pero con un toque salado como el queso, suena a que sólo puede quedar perfecto.

Tiempo de elaboración | 2 horas
Dificultad | Media
Personas | 4

Para la masa:

  1. 2 tazas de harina todo uso
  2. 1 cucharadita de azúcar
  3. 1/4 cucharadita de sal
  4. 12 cucharadas de mantequilla sin sal, a temperatura hambiente, cortada en cubitos
  5. 7 cucharadas de agua helada

Para el relleno:

  1. 750 gr de higos
  2. 226 gr de queso de cabra
  3. 1 cucharada de miel
  4. 1/4 taza de almendras molidas
  5. 1/8 de cucharadita de capullos de lavanda secos
  6. 1 cucharada de mantequilla derretida
  7. 1 cucharadita de azúcar

Cómo hacer galette de higos y queso

Combina la harina, el azúcar y la sal en un tazón grande. Corta 4 cucharadas de mantequilla e integra en la harina, mezclando hasta que la masa se ​​asemeja a la harina de maíz gruesa. Agrega las 8 cucharadas de mantequilla restante con un mezclador de masa, o un tenedor, sólo hasta los mayores trozos de mantequilla sean del tamaño de un gran guisantes.

Agrega 7 cucharadas de agua helada a la mezcla de harina en varias etapas, tirando suavemente y mezclando con las manos entre cada una, hasta que la pasta apenas se ligue. Amasa la mezcla hasta que se integre bien. Si parece que hay parches más secos, añade otra cucharada de agua y revuelve hasta que todo quede uniforme. Divide la masa en cuatro trozos, presiona firmemente cada pieza en una bola y aplana en un disco de 3 pulgadas, y envuelve herméticamente en papel plástico. Refrigera por lo menos 30 minutos antes de amasar.

Para extender la masa, toma uno de los discos de la nevera a la vez. Dejar que se ablande un poco para que sea maleable, pero todavía frío. Separar la masa y presione los bordes del disco de modo que no hay grietas. En una superficie ligeramente enharinada, extienda el disco en un círculo sobre 1/8-inch de espesor. Pasar la masa a una hoja de papel de horno forrada y refrigere por lo menos 1/2 hora antes de usar.

Precaliente el horno a 204 grados C. Recorta los tallos de los higos y córtalos en cuartos, déjalos aparte.
En un tazón pequeño, mezcla el queso de cabra y una cucharada de miel.

Retira la masa enrollada del refrigerador. Extiende una cuarta parte de la mezcla de queso de cabra sobre cada ronda masa, dejando un borde de 1 pulgada alrededor de la orilla. Uniformemente, espolvorea las almendras sobre el queso de cabra. Organiza los higos en la parte superior en los círculos que se superponen. Rocía de forma ligera con la miel y espolvorea con brotes de lavanda.

Con las manos frías, dobla el borde de masa a lo largo de los higos y forma pliegues. Cepilla la masa con mantequilla derretida y espolvorear ligeramente con azúcar.

Hornea hasta que la masa esté dorada y el relleno esté burbujeando, aproximadamente 40 minutos. Traslada las galettes a una rejilla para enfriar. Sirve caliente o a temperatura ambiente.

Fuente: The Kitchnn

Tags

Lo Último


Te recomendamos