Biocombustibles creados y producidos por mexicanos

En un país donde la gasolina cada día es más costosa y la cotaminación más densa, buscar alternativas en combustibles se está convirtiendo en una necesidad a corto plazo.

No deja de existir la divergencia en el tema de qué tan verdes son los biocomustibles, pues después de infinitas pruebas se ha demostrado que solo unos pocos biocombustibles tienen un balance en general mejor que la gasolina; en particular el biogás generado a partir de residuos y materiales de desecho -dependiendo de la fuente del material- impacta en el medio ambiente hasta la mitad que la gasolina. Y dentro del grupo de los biocombustibles, aquellos basados en etanol tienden a tener un balance ecológico mejor que aquellos con una base de aceite, aunque sin embargo esto puede variar dependiendo del método individual de elaboración y su tecnología.

Dertek es una empresa mexicana encargada de producir y comercializar biocombustible, mismo que se obtiene a partir de materia prima no comestible como semillas de higuerilla y jatrofa, debido a que en México está prohibido por la ley de bioenergéticos producir biocombustible si utilizas materia prima comestible. También hacen subproductos como plaguicidas, glicerina y abono orgánico.

Jonatan Hernández Díaz, director de Dertek, es Ingeniero Químico por el Instituto Politécnico Nacional y en 2012 ganó el primer lugar del Premio Santander a la Innovación Empresarial. El plan de negocios de Dertek busca sustituir al 20% el consumo total de diesel en la Ciudad de México. Pero eso no es todo, explica Jonatan que la epmresa tiene una tendencia social, pues cada 1000 litros producidos de biocombustible generan un empleo directo pues son 2 toneladas de semilla que es comprada a los agricultores locales.

Este, como muchos otros buenos proyectos verdes de México, forman parte de BRILLA GROUP, quienes de encargan de otorgar capital para proyectos en el desarrollo sustentable para beneficio del país. Y aunque en México estamos adentrándonos en el tema de los combustibles renovables, aun nos falta mucho. Aunque si quieres poner una gasolinera de biocombustible, estás avalado por la ley. Ojalá sigamos teniendo este tipo de personas en México, personas capaces de cambiar al mundo con un pequeño invento.