Prepara los frutos secos tostados al curry

No sólo curry, porque esta maravilla también incluye cúrcuma, canela, comino, pimiento y la posibilidad de saborizar los frutos con especias que otorgarán aroma y bocados intensos.

Un buen aperitivo o picadillo debe ser sano y exquisito, porque generan un poco de adicción: quieres comer, comer y comer. Para lograr que nuestros comensales sigan viniendo a casa y no terminen con algunos kilos extra, te contamos de una forma de hacer picadillo con frutos secos y algunas aromáticas especias.

Muy fácil de preparar, sólo requieres de una sartén amplia y comenzar el noble proceso de tostado y mezcla de ingredientes. Si bien el título de esta receta es “al curry”, este es sólo uno de los agregados que puedes incorporar. El resultado te encantará, porque el sabor de los frutos secos ya es intenso y con esta receta será tu aperitivo más atractivo.

Gana calidad de sabor con esta preparación, acompañando tus conversaciones con un salteado único y sabroso.

Ingredientes

  • 200 g de frutos secos crudos variados (nueces, avellanas, cacahuetes, anacardos, etc)
  • 125 g de almendras crudas
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 1 cucharada de mezcla de curry
  • 1 cucharadita de semillas de comino
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de cúrcuma molida
  • 1/4 cucharadita de canela molida
  • 1/4 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • ralladura de 1 naranja
  • 1 pizca de pimienta negra recién molida

Cómo preparar los frutos secos tostados al curry

  1. Podemos emplear las almendras con piel o podemos pelarlas escaldándolas primero en agua hirviendo. Calentar en una sartén amplia el aceite de girasol. Añadir el curry, las semillas de comino y mezclar bien para que el aceite se aromatice. Incorporar los frutos secos y las almendras y remover para que se impregnen con los sabores.
  2. Añadir el comino, la cúrcuma, la canela, el pimentón y la sal. Remover bien un par de minutos. Rallar encima la piel de la naranja, añadir el azúcar moreno un un golpe de pimienta negra. Remover constantemente a fuego medio para que los frutos no se quemen.
  3. Seguir cocinando todo unos minutos más sin dejar de remover, hasta que estén bien tostados, sin quemarse, y los aromas sean fragantes. Si queremos potenciar el sabor de naranja, podemos añadir el zumo de la fruta que hemos usado para rallar la piel. Dejar enfriar fuera el fuego.

Fuente: Directo al paladar