Cómo rebrotar una lechuga sin semilla

En esta entrega de La Huertina de Toni, nos enseña a rebrotar una lechuga a partir de otra que hayamos comprado. Un experimento para hacer en casa.

Hoy volvemos a la sección de experimentos, donde cada poco hacemos cosas interesantes y un poco diferentes a lo que es la huerta en si. Cosas que podemos hacer en casa a modo de prueba, de curiosidad, también enseñando y disfrutando con los más pequeños, para que juntos nos adentremos en este mundo tan fascinante que es cultivar nuestros alimentos.

Hoy venimos con una hortaliza por todos muy consumida, alrededor de todo el mundo; en forma de ensalada, tan refrescante y ligera en estos días. Hablo sin duda de la lechuga.Vamos a comprobar y a mostraros lo sencillo que es poder volver a rebrotar una lechuga.

Esta vez en un caso diferente al anterior , que hicimos con una lechuga cultivada en el huerto, esta vez la lechuga va a ser comprada.

Como en las otras hortalizas, el único cuidado que hemos de tener es que la planta no se nos pudra. Para ello intentaremos comprar, o coger del huerto, una lechuga fresca a poder ser que no tenga signos de estar estropeándose y luego, una vez iniciado el experimento, tener el cuidado necesario de que si vemos que se esta pudriendo cambiar el agua y quitar esas partes podridas.Es importante cambiarle el agua regularmente también.

Os dejo ya con el experimento y os animo a que experimentéis vosotros en casa. ¿Que tal os ha ido?, si es cierto que salen unas lechugas un poco más pequeñas pero bueno, están ricas igual.