¿Qué es un vino seco?

Muchas recetas piden este tipo de vino, ¿cómo escogerlo?

Muchas recetas llevan vino y especifican que elijas un vino seco. ¿Qué significa esto?, ¿por qué tiene que ser seco?

La terminología del vino clasifica algunos como secos, en oposición a los vinos dulces. Los vinos dulces, como el moscato, por ejemplo, tienen precisamente demasiada azúcar, lo cual altera el sabor de los platillos. Por esta razón, es preferible escoger vinos secos, que le darán a los platos el delicado sabor del vino, pero sin pelear con otros sabores.

Los mejores vinos secos para cocinar son el pinot noir, el merlot y el chardonnay. Elige siempre una botella que no sea demasiado cara pero que con gusto tomarías (casi todas las recetas llevan muy poco vino, así que terminarás tomando la mayor parte de todos modos).

Evita los vinos “especiales para cocinar” que a menudo no vienen en botellas sino en tetra pack: contienen sal y conservadores.

Si no tomas vino o no quieres invertir en una botella para utilizar solamente un poco en una salsa, puedes sustituirlo por vinagre de vino diluido en agua.

Ahora que lo sabes intenta esas recetas de risottos y salsas que querías hacer desde cuándo ¡y comprueba la diferencia!