Si las abejas desaparecen, así se verá el supermercado

La cadena de supermercados Whole Foods muestra a sus clientes todo lo que perderíamos sin abejas.

Hablamos mucho de lo mal que la pasaríamos si el uso de pesticidas y la destrucción del hábitat acabara con las poblaciones de abejas y otros polinizadores pero no hemos visto una consecuencia que sea lo suficientemente tangible.

Ya que ellos ayudan a la producción del casi 75% de los cultivos que comemos sabemos que estaríamos en problemas pero ¿qué tanto? La cadena de supermercados Whole Foods decidió acercar a sus clientes a una realidad muy cercana a lo que sería la vida sin abejas a través de una campaña que llaman “Share the Buzz”.

La campaña retiró de los estantes todos aquellos productos que dependen de la actividad de nuestros amigos polinizadores. La tienda se deshizo de 237 artículos por un rato, lo que equivale al 52% de los productos que generalmente ofrece.

Aunque la campaña ya había sido utilizada el año pasado, sólo se veía el efecto en las verduras, este año se extendió incluso a la sección de lácteos. Uno no creería que hasta eso podemos perder pero sin ellos no habría más leche, mantequilla, queso o yogurt.

capturadepantalla20140620alas07.21.20660x550.jpg

© Huffington Post

Los pequeños letreros contienen mensajes que dicen “con abejas” y “sin abejas” pero en realizad abarca a otros polinizadores, por ejemplo, las moscas que se encargan de que podamos disfrutar de una de las cosas más deliciosas del planeta, o sea, el chocolate.

Es por eso que la cadena trata de educar al consumidor para que sepa que el 70% de lo que come puede desaparecer si perdiéramos a los polinizadores de manera global. En este sentido, las granjas orgánicas proveen una fuente de alimento natural y hábitat para las abejas.

Al menos en Europa, un cuarto de las abejas están enfrentando una posible extinción, en América, la migración de la mariposa monarca, otro polinizador, se reduce de manera drástica cada año. No podemos decir que estamos fuera de peligro, llegará un punto en el que su desaparición no dará marcha atrás, ¿estamos dispuestos a perderlos?