Conoce la Nave Tierra, la casa autosustentable

El proyecto de Michael Reynolds, un asiduo defensor de la arquitectura sustentable, se encuentra en Ushuaia, Argentina.

¿Sabes quién es Michael Reynolds? Hace muchos años, cuando no sabía qué era la “arquitectura sustentable” vi un documental de un señor que vivía en un casa que no necesitaba energía artificial y además él mismo construyó. Me pareció sorprendente y siempre quise saber cómo era posible algo tan magnífico.

Reynolds es conocido por el diseño y la construcción con tierra y materiales naturales. Es un defensor de la “vida radicalmente sostenible”. Ha criticado muchas veces a los arquitectos y por su incapacidad para enfrentar la cantidad de residuos que generan los “diseños vanguardistas” de edificios, sin antes reflexionar la arquitectura.

michaelreynolds1660x550.jpg

Michael forma parte de una organización dedicada a fomentar este tipo de edificaciones a nivel global llamada EARTHSHIP BIOTECTURE y eligió Argentina para este proyecto como un símbolo de “una nueva relación entre el ser humano y la tierra, que no sea tan destructiva” porque se encuentra en el “fin del mundo”

Esta casa tiene la capacidad de calentarse y enfriarse por medio de energía eólica y solar, reutilizará el agua de la lluvia y de reciclar todos los resíduos que produzca.

michaelreynolds2660x550.jpg

© Earthship Biotecture

La vivienda ha sido construída por aproximadamente 60 personas provenientes de diferentes partes del mundo que comparten la pasión del arquitecto por este tipo de obras. La sostenibilidad del proyecto no empieza a funcionar a partir de que la casa se termina, sino desde su construcción.

¿Cómo? Mediante la construcción con materiales naturales y reciclados, además de integrar la recolección, filtrado y limpieza del agua de la lluvia, el tratamiento de las aguas residuales, la producción sostenible de frutas y verduras, y el abastecimiento energético por medio de energía eólica y solar.

La casa contiene 333 neumáticos, 3000 latas de aluminio, 5000 botellas de plástico y 3000 botellas de vidrio. La construcción consta de dos volúmenes cilíndricos de 50 metros cuadrados y un armazón de cristales que permite que la vivienda mantenga una temperatura constante de entre 18 y 22 grados.

Recordemos que la finalidad principal de sustentabilidad es que todos tengan lo necesario. Te invito a que conozcas un poco más del trabajo de Michael Reynols y construcciones de este tipo en Earthship Biotecture.

michaelreynolds3660x550.jpg

© Earthship Biotecture