Coulant de chocolate negro

Déjate llevar por la seducción del chocolate y prepara este bizcocho mágico para enamorar paladares.

La cocina también tiene su lado seductor. Un coulant de chocolate negro sabe cómo presentarse y que una caiga rendida a sus pies. Esta especialidad del mundo de los postres consiste en un pequeños bizcocho de chocolate con el interior fundido. Así, cuando usted corta por la mitad esta muestra de felicidad, el relleno caerá suavemente por su plato. Hermoso, ¿verdad?

Dale una cuota de inspiración a la hora del postre con este coulant de chocolate negro y ríndete a su sabor majestuoso. Sí, nos debemos al chocolate y su seducción innata. Puedes decorar el plato con hojas dementa, unas frambuesas o arándanos. Usted elige la pizca de encanto. ¡A cocinar!

Personas|4

Ingredientes

  • 150 gr. de chocolate negro intenso para postres
  • 50 gr. de mantequilla
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de harina sin polvos de hornear
  • 80 gr. de azúcar
  • mantequilla y harina para los moldes
  • Para decorar

  • mermelada de fresa
  • azúcar glas
  • hojas de menta

Cómo preparar el coulant de chocolate negro

  1. Precalienta el horno. Funde 100 gramos de chocolate con la mantequilla (al baño María o en el microondas).
  2. Monta los huevos con el azúcar hasta que tripliquen su volumen y agrega la harina tamizada. Vierte el chocolate fundido y mezcla bien.
  3. Unta 4 moldes individuales con un poco de mantequilla y espolvoréalos con un poco de harina. Vierte la mezcla en los moldes llenándolos hasta 1/3. Reparte el chocolate en cada molde y luego cúbrelos con el resto de la mezcla. Hornea a 200º C durante 10-12 minutos.
  4. Desmolda, espolvorea con azúcar glas (azúcar flor) y ábrelos por la mitad. Decora con una hojita de menta y unos hilos de mermelada de fresa.
  5. Sirve el coulant de chocolate caliente.

Fuente: Hogar útil