Revisa la Agenda Energética para Chile

La presidenta Michelle Bachelet dio a conocer los 7 ejes de la agenda energética para su gobierno.

El 15 de mayo, la presidenta Michelle Bachelet junto al ministro de Energía Máximo Pacheco, anunció los 7 ejes de la política energética que impulsará el gobierno, y que busca sentar las bases del desarrollo del país de los próximos 20 años.

“Estamos en un punto de inflexión para tener una matriz energética diversificada, equilibrada y sustentable”, dijo Bachelet luego de dar a conocer las medidas que componen la agenda.

Los 7 ejes de la agenda son los siguientes:

  1. Fortalecer, modernizar y renovar el rol del Estado para el desarrollo energético.
  2. Reducir los precios de la energía a través de una mayor competencia y diversificación.
  3. Desarrollar y potenciar las Energías Renovables No Convencionales (ERNC).
  4. Mejorar la interconexión del SIC y el SING.
  5. Gestionar y fomentar el uso energético eficiente.
  6. Impulsar inversiones energéticas a lo largo del país.
  7. Desarrollar un ordenamiento territorial y participación de las comunidades.

Podemos ver que hay una voluntad de aumentar y promover las ERNC, y que tienen el objetivo final de lograr que para el 2025 sea de un 45%,  pero,dice que apoyarán el desarrollo de hidroeléctricas, sabiendo todos los problemas que han conllevado proyectos como HidroAysén. Chile tiene un gran potencial de energía mareomotriz, pero parece que nunca, nadie se ha dado cuenta de eso, por lo menos en el gobierno.

Además, debemos tomar en cuenta que este es el segundo gobierno de Michelle Bachelet, y si ha cambiado algunos de sus paradigmas en relación a sus primeras decisiones energéticas, que fueron un desastre en materia medioambiental, no podemos confiar en que realmente ahora se considere a los recursos naturales no solo como una fuente de riqueza, si no que como lo que nos sostiene cada día, y que debemos cuidarlo realmente.

Si bien hay muchos vacíos y Bachelet no lleva ni 100 días en el gobierno, prefiero ser optimista y pensar que quizás esta vez haga algo realmente por el medio ambiente y la energía, y no solo a nivel empresarial y monetario, si no que a nivel social, para que cada chileno aprenda a cuidar la energía de manera real y cambiar el país para mejor.