Prohibida la venta de mascotas en casas y puestos a partir de 2015

En Distrito Federal se aprobó la reforma que impedirá el comercio informal de animales.

Hace unos días la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) ha realizado reformas a la Ley de Protección de los Animales; entre las más sonadas se encuentra el registro obligatorio de perros y gatos, la implementación del chip — tema que ha causado controversia entre animalistas — y, además, quedará prohibida la venta de mascotas en domicilios particulares y mercados.

Jesús Sesma Suárez, presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la ALDF anunció que estas reformas entrarán en vigor a partir de enero de 2015, sin excepción. Aclara que se las delegaciones no otorgarán licencias, ni permisos, ni autorización para la venta de animales a través de este medio.

Esta reforma ataca de tajo al comercio informal de animales en el Distrito Federal, considerando  limitaciones que comprende. A partir de dicha fecha, quedará prohibida la comercialización de animales a través de medios impresos, electrónicos, televisión o radio — esto quiere decir que ni anuncios en periódicos y, supuestamente, tampoco en internet (adiós, Segunda Mano, OLX, Mercado Libre, etc.).

La ley da un paso más hacia contra la explotación de los animales, sin embargo, queda un punto importante a considerar. Esta ley aún permite la venta de mascotas en establecimientos autorizados y con licencia para desarrollar esta actividad. En concreto, todavía se permite que tiendas de mascotas como Petland, +Kota y más, vender perros, gatos y demás especies; que en la mayoría de los casos son importados de fabricas de cachorros en Estados Unidos.

De acuerdo con ALDF estas modificaciones a la Ley de Protección a los Animales, busca frenar la proliferación de perros y gatos en situación de calle, situación que se considera un problema de salud pública por la cantidad de contaminantes generados por las toneladas de heces fecales y de orina.

Esta claro que es un paso más en la lucha contra la explotación animal y otro en el camino hacia la tenencia responsable, sin embargo, considero que es una “bandita para una herida más grande”. La venta de mascotas debería ser regulada, para tiendas de mascotas al parejo. Sí el gobierno quiere respaldar a estos establecimientos, mínimo deberían regularizar el origen de los animales; los deberían entregar esterilizados, con un certificado de salud y con su chip de registro.

Todavía queda mucho por hacer en este tema. El paso más importante queda en nuestras manos, que tenemos el poder de elección. ¿Comprarías a un amigo cuando hay cientos esperando una segunda oportunidad?

FuenteA partir del 2015, prohibida la venta de animales en casas o puestos (El Financiero)